Ali, el gran mito del boxeo | Vistazo

Ali, el gran mito del boxeo

Edición Impresa

Ali, el gran mito del boxeo

Revista Vistazo Jueves, 09 de Junio de 2016 - 08:15

Se definió como “el más grande”, fue imparable en el ring, defendió los derechos de los afroamericanos y se hizo musulmán. Muhammad Ali dejó su marca en el mundo.

La campana sonó a las 21h10 del tres de junio, por primera vez en mucho tiempo su rival ganó una pelea que llevaba 32 años y muchos rounds. Muhammad Ali falleció a causa de un shock séptico producto de una infección bacteriana con implicaciones respiratorias, por la que lo habían internado días antes de su muerte. Pero el exboxeador norteamericano llevaba luchando contra la enfermedad de Parkinson desde los años 80, cuando fue diagnosticado y debió dejar el ring para siempre; aunque nunca dejó de pelear. Ali nació en Louisville, Kentucky, en 1942. Como un hombre de raza afro en un estado del sur de Norteamérica, no tuvo una juventud fácil.

Menos porque no estaba dispuesto a bajar la cabeza y ser sometido. Su primer choque con las injusticias fue cuando tenía 12 años y le robaron la bicicleta. Llorando se acercó al policía Joe Martin, que estaba en el gimnasio, y le contó. Entre lágrimas el pequeño Casiuss Clay (nombre de nacimiento) juraba golpear al criminal. Poco después empezó a entrenar boxeo bajo las indicaciones de Martin.


Los seguidores del campeón mundial de pesos pesados
se acercaron al Ali Center 
en Texas a dejar ofrendas.

En los años 60, cuando comenzó la pelea por el reconocimiento de los derechos civiles y humanos de la población afroamericana, Clay comenzaba a tener visibilidad, primero como deportista y luego como un defensor de su identidad. “Soy el más grande. Me lo dije incluso a mí mismo cuando no sabía que lo era”, es una de sus frases más recordadas.

Encuentre un reportaje completo y fotografías en la última edición de Revista Vistazo.

Le puede interesar

Edición Impresa
Edición Impresa
Edición Impresa