Ludovico y su regreso post apocalíptico: ‘La jaula invisible' | Vistazo

Ludovico y su regreso post apocalíptico: ‘La jaula invisible'

Ana Paula Astudillo Viernes, 04 de Diciembre de 2020 - 18:33
Facebook
Twitter
Email
Vivimos encerrados en una jaula invisible, limitados e incapaces de explorar, con su música, Ludovico quiere liberarnos. Este es el concepto que plantean para su nuevo álbum, “La Jaula Invisible”, en el que han trabajado durante 4 años. 
 
Ludovico que se define como una banda de rock con tintes de rock alternativo y post punk, quiere experimentar. Después de un par de años sin música, vuelve con la promesa de un sonido groovy con influencias del funk y hip- hop, pero sin olvidar su esencia rockera.  
 
“La Jaula invisible” es parte de un disco doble con 14 canciones en total que planean lanzar tentativamente a mediados del próximo año.
 
“El álbum trata sobre abarcar todo lo que podemos en el espectro consciente y liberarse. Habla sobre la energía del apego, segundas oportunidades en tu vida, es una reflexión”, explica Fa Paredes, el vocalista de la banda. 
 
 
Su primer show como banda oficial fue el 18 de junio del 2011 y el grupo guayaquileño está conformado por Fa Paredes (guitarra y voz), John Villamar (bajo), apodado ‘Johnkie’ por sus amigos, y Ney Suárez (batería). 
 
Con canciones como “Te emancipé y me volví loco” e “ Inaugurándome” en el 2018, empezaron un cambio progresivo hacia este nuevo sonido. 

 
En sus inicios como banda su música era ‘apocalíptica’ como el concepto de su primer álbum, Ciudad de calor (2015). Los 12 temas giran en torno a Guayaquil después de un apocalipsis y en canciones como “Kerosene” y “Ritual” destacan los sonidos agresivos y rápidos, una fusión de rock, punk y dance.  
 

 
El baterista de la banda Ney Suárez, asegura que la música en la que trabajan ahora es más suave y ‘agradable’. “El nuevo álbum cambió un poco la figura de Ludovico, suena más maduro”, afirma. 
 
La idea sobre modificar estructuras, recuerdos e imágenes también se traslada al nombre de la banda. Nace del ‘método o técnica de Ludovico’, una terapia de aversión ficticia que aparece en la película La naranja mecánica (1971).  Donde el protagonista, Alex, es atado a una silla y obligado a mirar una serie de vídeos e imágenes violentas, para luego transformar su perspectiva sobre ellas. 
 
Su evolución musical es también producto de varias colaboraciones y un nuevo equipo junto al productor BC Funk y Mandala estudio. “Amé trabajar con él, es también bajista, él nos direccionó y encontró la pieza perdida del rompecabezas”, afirma ‘Johnkie’. 
 
Además, dentro de su equipo de músicos se encuentran Matías Brito (percusionista), Javier Vera (tecladista), Kevin Rivadeneira (Violín), Harry Game (Saxofón) y un grupo de coristas. 
 
El siguiente sencillo que lanzarán este mes de diciembre junto con un lyric video se llamará “Ciempiés de aerosol” y aseguran que tendrá un sonido dinámico, con varios nuevos instrumentos y mezclas diferentes que sorprenderán a sus ‘Ludofans’. 
 
 
 
Casi una década de vivir como artistas no ha sido un proceso sencillo. “Desde pequeño te dicen que la música no va a dar dinero o de cómo vivir, un concepto errado, estamos tratando de ser un ejemplo de que si se puede, como la selección”, afirma Paredes. 
 
Ludovico, antes apocalíptico, ahora experimental y liberador, busca que sus canciones reflejen su pasión por el arte, su amor por la música y sobre todo el rock and roll. 
 
Noticia relacionada:
 
 

HOY EN HOME