Ken Loach, una vida de compromiso con el cine social | Vistazo

Ken Loach, una vida de compromiso con el cine social

AFP Domingo, 22 de Mayo de 2016 - 16:34
Facebook
Twitter
Email
Foto: Agencia AFP
El director británico Ken Loach, que ganó seis premios en Cannes incluyendo una Palma de Oro en 2006 por "El viento que acaricia el prado", impuso su cine social en Cannes con su película "Yo, Daniel Blake".
 
Este director comprometido, que fundó la tendencia neorrealista británica junto a Mike Leigh y Stephen Frears, regresa con una crítica implacable contra las aberraciones del liberalismo en la Inglaterra actual.
 
A lo largo de los años, el Festival de Cannes le ha atribuido tres Premios del Jurado por "La parte de los ángeles" (2012), "Lloviendo piedras" (1993) y "Agenda oculta" (1990), un premio al mejor guión por "Felices dieciséis" (2002) y otro compartido por "Miradas y sonrisas" (1981).
 

 
Para su 19º filme presentado en Cannes --de los cuales 13 en competencia oficial--, Ken Loach, que celebrará sus 80 años en junio, volvió a su tema favorito: el mundo laboral.
 
Ya en 1991, con "Riff raff", este especialista en fábulas sociales se interesaba por los trabajadores precarios de Londres.
 
En "Pan y rosas" (2000), describió una huelga del personal de limpieza de un hotel de Los Ángeles y en "La cuadrilla" (2001), las condiciones de trabajo de los empleados tras la privatización de los ferrocarriles ingleses.
 
Nacido el 17 de junio de 1936 en Nuneaton, cerca de Birmingham, este hijo de electricista y de una costurera hizo su servicio militar en la Royal Air Force, antes de estudiar derecho en Oxford, donde paralelamente a la vida estudiantil descubre la puesta en escena y el trabajo actoral en el teatro.
 
'Acercarse a la gente'
 
En 1961, entró al canal de televisión ABC y dos años más tarde a la BBC, donde realizó los primeros telefilmes, ya muy marcados por sus opiniones políticas de extrema izquierda.
 
Heredero de Zola y de Dickens, dice "amar el cine porque permite acercarse a la gente y verla vivir".
 

 
En las últimas dos décadas, Ken Loach ha pintado, junto a Paul Laverty como guionista y Rebecca O'Brien en la producción, tanto el retrato de un adolescente sin dinero dispuesto a todo para reconstruir su familia en "Felices dieciséis" como el de un alcohólico en un barrio pobre de Glasgow, en "Mi nombre es Joe".
 
Al británico también le gusta sumergirse en la historia. Abordó la guerra civil española en "Tierra y Libertad" (1995), la Nicaragua sandinista en "La canción de Carla" (1995), la guerra de independencia irlandesa en "El viento que acaricia el prado" (2006) y la vida de un líder comunista irlandés en "Jimmy's Hall" (2014).
 
El realizador también incursionó en la comedia en 2009 en "Buscando a Eric", en la que un cartero depresivo se dirige a su ídolo, el futbolista Eric Cantona, que actúa en la película. "La parte de los ángeles" cuenta por su parte la historia de una banda de delincuentes de Glasgow.
 
Muy involucrado en política, Loach denunció la guerra en Irak, respaldó al Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) francés y cofundó en 2013 en Reino Unido "Left Unity", un partido de izquierda que milita contra las políticas de austeridad.
 
El mismo año, su documental "El espíritu del '45" muestra la sorpresiva victoria de la izquierda inglesa en las legislativas de 1945 contra el emblemático Winston Churchill y describe cómo la voluntad de crear un mundo mejor se impuso en la Inglaterra de la posguerra.
 
Se casó en 1962, tuvo cinco hijos, uno de los cuales murió a edad temprana en un accidente de automóvil. Actualmente divide su vida entre su trabajo con la productora Sixteen Films de Londres y la ciudad de Bath, donde reside con su familia.
 
Un documental sobre su vida y su carrera, "Versus: The life and films of Ken Loach", se estrenará en junio en Reino Unido.