Tres razones por las que nunca deberías comprar un cargador genérico | Vistazo

Tres razones por las que nunca deberías comprar un cargador genérico

Ciencia y Tecnología

Tres razones por las que nunca deberías comprar un cargador genérico

Redacción Domingo, 20 de Octubre de 2019 - 17:08
Comprar un cargador de batería genérico para celular, ya sea chino, clon o falsificación, no es la mejor opción.
 
Al parecer, se ahorraría varios dólares, pero las consecuencias por daños al equipo elevarían mucho su costo. 
 
Además de poner en riesgo la vída útil del teléfono celular, existe otro factor de peligrosidad respecto a la integridad de los usuarios, con casos registrados de cortos circuitos e incendios.   
 
Poco eficiente, inestable y de muy baja potencia. Así se puede definir en resumen a un cargador genérico o un cargador barato.
 
A continuación detallamos cada uno de estos argumentos:
 
 
1. Pésima regulación de la corriente  (posibles sobrecargas y explosión de dispositivos)
 
Un cargador genérico no asegura el flujo constante de energía hacia la batería debido a que son muy inestables. No puede eliminar los picos y variaciones de voltaje, las cuales son transferidas hacia el dispositivo. Esto definitivamente reduce la vida útil de la batería e incluso puede dañar el celular a corto y mediano plazo.
 
Existen varios casos donde se ha comprobado que la falta de estabilidad o regulación de corriente provocó el daño del celular o su explosión. La cantidad de picos o variaciones de energía destructiva que el cargador genérico envía hacia el celular son extremandamente peligrosas.
 
El cargador del celular maneja al menos un centenar de voltios en su entrada. No es raro que un cargador chino, genérico o falsificación termine explotando o incluso generando fuego debido a sus paupérrimos estándares técnicos.
 
2. Carga muy lenta 
 
Es una pésima idea usar un cargador chino o genérico si quieres cargar rápido el celular. La información grabada en el cargador te puede decir 5W o 1A, pero en realidad estos cargadores apenas pueden proveer la mitad o incluso sólo una fracción de ese valor que dicen generar. Mientras menor es la corriente o potencia de salida que tiene el cargador, más tiempo demora en cargar el celular.
 
3. Vampiros de energía
 
Es enemigo del ahorro. Un cargador económico que bordea un par de dólares gasta más batería que un cargador original, con o sin tener el celular enchufado.
 
Cualquier cargador gasta energía o «luz» incluso si el teléfono no está conectado (consumo "vampiro"), pero un cargador chino gasta mucho más de lo que debería. Además, un cargador genérico es poco eficiente, es decir, la pérdida de energía que se genera en el mismo al pasar desde el tomacorriente de pared hasta el celular es mayor que la pérdida que genera un cargador original. La pérdida es normal en cualquier cargador, pero es notablemente mayor en un cargador que no es de marca.