¿De dónde vienen los vehículos que conduce? | Vistazo

¿De dónde vienen los vehículos que conduce?

Jorge Cavagnaro / jcavagnaro@vistazo.com Viernes, 12 de Julio de 2019 - 14:41
Facebook
Twitter
Email
En 2016, la limitada oferta de vehículos provocó que el 50 por ciento de los carros vendidos ese año sean de origen nacional. Hoy los carros que vienen de China, Colombia, México y la Unión Europea se venden cada vez más. 
 
Si bien el precio es un factor relevante para comprar un vehículo, la oferta actual del sector automotor ha llevado la discusión a otro aspecto: el origen.
 
Las anteriores limitaciones del sector para su oferta, con cupos de importación y escenarios arancelarios restrictivos, cambiaron a partir de 2017. Esto se refleja en el protagonismo que han adquirido los vehículos importados: el año pasado representaron el 73 por ciento de los carros vendidos en el país, cuando dos años atrás tenían el 50 por ciento.
 
El crecimiento va de la mano de los vehículos de China, Colombia, México y la Unión Europea. Estos representaban, hace dos años, 18 por ciento en las ventas del mercado ecuatoriano; hoy pesan el 41 por ciento. “El consumidor responde a otro tipo de incentivos, basados en la variedad”, reconoce Santiago Gordillo, gerente de Mercadeo de Corporación Maresa.
 
En el origen, dice, está uno de los diferenciales que empieza a posicionarse en la mente del consumidor. En Maresa lo entienden así al analizar su portafolio, que se compone de marcas estadounidenses, europeas y asiáticas. “Según el origen, cada marca tendrá fortalezas que puede comunicar”, indica Gordillo.
 
ADN europeo
En 2018 se vendieron alrededor de 9 mil vehículos de origen europeo; dos años antes apenas fueron 1.500. De Hungría llega uno de los más vendidos, el modelo Scross de Chevrolet. Fue introducido en el país en 2017 como “parte de una estrategia de la marca para posicionarnos en el segmento de SUV (vehículos deportivos conocidos como 4x4)”, explica Oswaldo León, gerente de Marketing de GM OBB del Ecuador, representante de Chevrolet en el país.
 
Un segmento al que también apunta la empresa Impoventura, que desde este año asumió la comercialización de la marca Volkswagen en el país en esa categoría, al igual que en los automóviles. Si bien hasta ahora solo importan de Brasil y México, en breve traerán el modelo Touareg desde Alemania, aprovechando el Acuerdo Comercial. “Evaluamos la viabilidad de traer otros modelos que puedan usar el combustible que hay en Ecuador”, señala Vanessa Prado, gerente de Marketing de la compañía.
 
Hasta abril pasado, la venta de carros europeos sostenía el promedio del año pasado con un promedio de 700 unidades por mes. El precio marca la pauta de este comportamiento, impulsado por la reducción de aranceles a vehículos de ese origen, que es del cinco por ciento anual. Este año está en 25 por ciento y en 2024 llegará a 0.
 
Alejandro Bastidas, jefe de Marketing de Peugeot Ecuador, reconoce que esto les ha ayudado a mejorar las ventas de la marca. Hace dos años vendían 100 vehículos al año; ahora superan las 1.300 unidades. “Este año preveemos crecer 15 por ciento”, una tendencia contraria a lo que se prevé que experimentará el mercado.
 
Peugeot, que es una marca francesa, trae sus modelos desde ese país y desde España. Y aunque Bastidas reconoce que los precios de venta al público han mejorado, considera que es un tema en el que se debe tener cuidado. “Cuando alguien compra su vehículo, no espera que pierda rápidamente el valor de su inversión”. Por eso, agrega, bajar el precio de un vehículo de una misma marca debe manejarse de otra forma, entre esas mejorando el equipamiento.
 
Hecho en Asia
Corea del Sur es el origen líder de los vehículos extranjeros que llegan al país. Desde allá, Kia y Hyundai importan su modelo Picanto y el Tucson, respectivamente.
 
Nissan, otra de las marcas de origen asiático, importa varios modelos desde Reino Unido, EE.UU. y México, mientras desde Japón, su casa matriz, trae los modelos X-Trail. Ese mercado, junto a Corea, representan el 20 por ciento de los vehículos asiáticos que se venden en el país.
 
Históricamente son las dos plazas de ese continente con mayor historia en el sector automotor del país. Pero en los últimos años China se sumó para formar un grupo de alta influencia (también junto a India y Tailandia). En 2018, cuatro de cada diez vehículos vendidos fue producido en alguna planta de esa parte del mundo. 
 
De las diez marcas más vendidas, tres son de origen chino: Great Wall, Chery y JAC. Esta última, que en 2018 se metió en el ‘top ten’ general, es representada en el país por dos empresa: JAC Autos y Comercial Roldán.
 
La primera empresa comercializa vehículos sedán y SUV a finales de 2017, mientras Comercial Roldán lo hace en el segmento de camionetas, camiones y buses. Esta empresa, durante este año, lleva 20 por ciento de incremento en ventas, y Juan Carlos Roldán, su gerente general, cree que se al final del año será igual. “Hay más confianza en lo que se origina en China”.
 
Otras marcas de ese origen son Zotye, Soueast, Changan y Shineray; entre todas vendieron más de 2.300 unidades. Menos tiempo en el mercado tienen GAC, Enranger y Baic. 
 
Esta última es parte del grupo Automotores y Anexos, y llegó a finales del año pasado. Miguel Aguirre, subdirector de esa marca, explica que de 20 unidades mensuales en promedio con las que arrancaron en Ecuador ahora están en 50 unidades. “En el crecimiento de las marcas chinas es clave que estén soportadas por grupo automotrices reconocidos”.
 
En el origen las empresas han encontrado el talismán para crecer, y los consumidores lo agradecen porque la alta competencia del mercado les deja mejores precios y modelos.