Casco CPAP, alternativa para la emergencia del COVID-19 en Italia | Vistazo

Casco CPAP, alternativa para la emergencia del COVID-19 en Italia

Redacción Lunes, 06 de Abril de 2020 - 14:35
Facebook
Twitter
Email

Replican en Italia un dispositivo de respiración creado por Mauro Borsari en 1991, que ha ayudado a  bajar la tasa de mortalidad por coronavirus y contrarrestar significativamente el número de pacientes graves en los hospitales.

 

El casco CPAP es un sistema de ventilación asistida no invasiva que aísla al paciente para evitar posibles contagios. Estas máquinas, se han convertido en la solución de primera mano para facilitar la respiración de los infectados en Italia, además su función evita obstruir la zona de cuidados intensivos.

De acuerdo con el medio italiano de noticias Tiscali, existen tres compañías en Europa que producen estos cascos, Intersurgical, Dimar y Harol, todos con sede en Italia. El casco que producen tiene forma de un cilindro transparente que cabe en la cabeza y se utiliza para introducir oxígeno estéril en su interior.

Este dispositivo va sellado a la altura del cuello, así aísla el tracto respiratorio del paciente hacia el exterior y al mismo tiempo, facilita su respiración y mejora su cuadro clínico. El casco es inflable, de esta manera, el aire y el oxígeno ingresan con presión positiva, lo que ayuda a que los alvéolos pulmonares se abran y funcionen mejor.

El epidemiólogo Carlos Rodríguez de República Dominicana, comenta a Vistazo que los cascos ayudan mucho y que son más baratos que un ventilador normal. “Muchos pacientes no llegan a necesitar los dispositivos convencionales de respiración, ya que este ofrece una buena concentración de oxígeno” asegura. 

En una entrevista realizada por el medio italiano AltroConsumo a Giovanni Landoni, de la unidad de anestesia y reanimación del hospital San Raffaele de Milán, explica que los cascos garantizan una buena protección al personal de salud contra el riesgo de infección, debido a que este dispositivo es el que mejor retiene las nebulizaciones contaminadas.

“Existen 24 estudios realizados en todo el mundo que documentan cómo los pacientes con crisis respiratorias graves viven más cuando reciben tratamiento con estos cascos, en comparación con las máscaras de oxígeno clásicas o la intubación en la tráquea”. afirma

Estos cascos actualmente son usados como una estrategia para salvar vidas, por su ventaja de ser efectivos, relativamente simples de usar y de aliviar la presión sobre los cuidados intensivos, hasta el límite de sus capacidades.

Por esto, Lombardía, una de las zonas más afectadas de Italia, posee más de dos mil cascos, comprados con los fondos asignados por el gobierno. Muchos hospitales en el mundo ya han puesto su petición para ordenar el dispositivo. Sin embargo, dada la emergencia, por decreto ministerial, por el momento todos los cascos permanecen en Italia.