China | Vistazo

China

Jueves, 19 de Diciembre de 2019 - 13:51
Facebook
Twitter
Email
Según estadísticas, China es la segunda potencia económica mundial después de EE.UU., pero la realidad desbarata a las estadísticas si se repara en que es el mayor tenedor mundial de bonos del tesoro americano, es decir el principal acreedor del tesoro de EE.UU.
 
En el gobierno de Correa alcanzó el privilegio de ser el principal acreedor de la deuda comercial del Ecuador, esto es a un plazo corto y una tasa de interés que no es blanda a pesar de que fueron facilitados por el banco de Desarrollo del estado chino, y para la construcción de infraestructura estatal como centrales hidroeléctricas, escuelas del milenio, hospitales públicos, puentes y carreteras, el 911, radares para las fronteras, y grandes edificios para la burocracia capitalina. Que como condición de los préstamos comerciales fueron hechos por compañías chinas, y además convirtieron a ese país en el principal socio comercial del Ecuador, desplazando a EE.UU., sin que quede registrado en las estadísticas oficiales.
 
Las importaciones desde China se inflaron por las obras públicas equipadas. Y también se convirtió en el primer comprador de petróleo, el producto exportable de mayor volumen y propiedad del estado. Que es lo que según estadísticas hace de EE.UU. el principal socio comercial del Ecuador. Pero con la bendición de la marina, que estaba a cargo de la administración de Petroecuador, el dictador concretó el acuerdo de las 4 partes por el que se cede la comercialización de crudo con intermediarios incluidos. De modo que China se lleva todo el petróleo, pero no lo compra al Ecuador sino que lo da a intermediarios para que con una fórmula ruinosa para el Ecuador lo vendan a refinerías en Texas y California, con ello EE.UU. sigue como principal socio comercial y China se cobra la deuda del Ecuador al banco chino. Dejando de adicional garantía colateral para un préstamo soberano, lo cual es indebido porque un préstamo soberano se garantiza con la firma del estado soberano, toda la producción de crudo del gobierno de Correa y de los dos que le sigan.
 
Esta monstruosidad que según la constitución volvería ilegítima esta deuda, es la utilización del estado chino para convertirlo en invisibilizador de la cadena de intermediarios que venía trabajando con el dictador mientras China se cobra con préstamos ruinosos. Pero hay un detalle muy interesante, esta reventa del petróleo del pueblo ecuatoriano por intermediarios se venía realizando desde la partidocracia. Lo que hizo el dictador fue cambiar de ladrón y refinar el sistema logrando hacer invisible en el Ecuador a la cadena de intermediarios mediante la cesión de la comercialización a China.
 
Como todo cambia pero nada cambia, esto se constató por auditoría de contraloría pero sigue igual, con lo que surge la sospecha de que lo que puede haber cambiado son los intermediarios que ahora son amigos del gobierno actual y mañana del que lo suceda.