¿Banco Central sin moneda propia? | Vistazo

¿Banco Central sin moneda propia?

Opinión, Alberto Acosta-Burneo

Alberto Acosta-Burneo

¿Banco Central sin moneda propia?

Jueves, 17 de Enero de 2019 - 09:54
Se dice que el Banco Central cumple un rol vital en toda economía; que es la institución encargada de preservar la estabilidad de la moneda y proteger las reservas internacionales.
 
Frente a especuladores internacionales. Pero la realidad es totalmente diferente. Poniendo en riesgo la estabilidad financiera, el Banco Central del Ecuador se embarcó en una expansión crediticia y ahora debe deshacer sus acciones para evitar consecuencias desastrosas.
 
Expliquemos estos riesgos y planteemos soluciones. Con la dolarización, el Banco Central del Ecuador ya no puede emitir moneda propia. Ahora, su principal rol es ser garante del sistema de pagos(que se pueda enviar y recibir pagos entre instituciones financieras nacionales y del exterior). Paracumplir con este objetivo, se creó un sistema de cuatro balances que buscaba que los recursos que el Banco Central recibía siempre estén adecuadamente respaldados, de tal manera que los puedadevolver cuando sus propietarios lo requieran.
 
Pero la prudencia duró poco. En 2008, el Socialismo del Siglo XXI desapareció bonos del Estado del balance del Banco Central, los cuales servían para respaldar sus obligaciones. Para no evidenciar este hueco, el Banco Central dejó de publicar sus cuatro balances y, dos años más tarde, eliminó la obligación de elaborarlos.
 
El Banco Central se dedicó a la entrega “alegre” de recursos líquidos para expandir el volumen de crédito en la banca pública y el Gobierno Central. Una década más tarde, el BCE tiene un balance con un enorme hueco de 7.000 millones de dólares. Esto significa que no puede devolver la totalidad de los depósitos que le fueron confiados por los bancos (reservas bancarias) y el sector público no financiero.
 
La delicada situación del Banco Central pone en riesgo incluso su papel como garante del sistema de pagos (intermediario en todas las transacciones públicas y privadas). Responsabilidad que fue mal entendida como centralización por ley de todas las transacciones financieras internas y con el exterior. ¿Cómo puede el Banco Central garantizar los pagos por importaciones cuando no tiene suficientes recursos líquidos?
Debemos rechazar cualquier “solución” que restrinja la salida de divisas para no poner en “aprietos” al anémico Banco Central. Esta medida solo transferiría el costo del mal manejo del Banco Central al sector privado, limitando su nivel de actividad y destruyendo empleos. 
 
La única salida definitiva para el Ecuador es eliminar el Banco Central y de ese modo quitareste instrumento que ha sido mal utilizado por gobiernos irresponsables. El gobierno tendría quefinanciar el salvataje de su banco a través de la emisión de bonos que serían entregados sin costo para cuadrar nuevamente el balance (y posteriormente poder devolver los recursos a sus legítimos dueños). En adelante, el sistema financiero deberá importar directamente los billetes y liquidar las transaccionesinternas y externas (exportaciones e importaciones). En dolarización, mantener un Banco Central capaz de embarcarse en una nueva expansión crediticia como la vivida en la última década, más que soluciones es el origen de graves problemas.