Es más efectivo vacunar contra el COVID-19 a personas con mayor interacción social que a grupos de riesgo, dice estudio | Vistazo

Es más efectivo vacunar contra el COVID-19 a personas con mayor interacción social que a grupos de riesgo, dice estudio

Redacción Viernes, 27 de Noviembre de 2020 - 22:50
Facebook
Twitter
Email
Un trabajo liderado por el ingeniero español Jorge Rodríguez afirma que inmunizar a quienes tienen más intercambio social sería más eficaz que hacerlo con los adultos mayores. 
 
En vísperas de la aprobación de las primeras vacunas para el COVID-19, el próximo desafío será determinar no solo la logística sino también los beneficiarios de las mismas.
 
De manera unánime, todos los países consideran aplicarla en las personas adultos mayores, personal esencial y en aquellos que presenten alguna patología previa. Pero un análisis realizado por la Universidad Khalifa de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), plantea todo lo contrario.
 
El estudio liderado por el ingeniero químico español Jorge Rodríguez sugiere que para lograr una mayor efectividad y reducir los índices de mortalidad, primero debería vacunarse a las personas que transmiten el virus, una población integrada principalmente, por jóvenes y trabajadores esenciales.
 
Contrariamente a lo que se ha determinado globalmente para la vacunación contra el coronavirus, este trabajo recomienda hacerlo primero con aquellas personas que tienen una mayor capacidad de transmisión por su exposición.
 
"Es un trabajo, es una aportación más como muchísimas aportaciones científicas que hay de muchos investigadores. Este año en particular, además, la ciencia ha funcionado como nunca, ¿verdad? Hemos tenido una crisis inédita en el mundo y hemos respondido con una vacuna casi 9 meses después de descubrir la enfermedad", afirma. 
 
Asegura que el estudio ha hecho es una simulación numérica para grupos de población general en base a sus interacciones y a su mortalidad por grupos de edad que lleva a concluir que "si distribuyésemos la vacuna inicialmente a aquellos grupos que tienen más interacciones en lugar de distribuirla a aquellos que en principio tienen una mortalidad más alta, sea por la edad o por otra circunstancia, esto conlleva a un corte de ese crecimiento exponencial, un corte temprano de esa curva, que es contra la que todos estamos peleando. Permite abortarla en su despegue de una manera prematura y de esa manera lograr un número de fallecimientos posterior que es mucho menor", indica el director del estudio. 
HOY EN HOME