Tame: 56 años esquivando turbulencias | Vistazo

Tame: 56 años esquivando turbulencias

Actualidad Nacional

Tame: 56 años esquivando turbulencias

Cecilio Moreno | [email protected] Lunes, 17 de Diciembre de 2018 - 17:09

En noviembre pasado, dos aviones Airbus A319 pintados con los colores celeste y blanco de TAME aterrizaron en un aeropuerto de Arizona, Estados Unidos. La antigua base militar es conocida como el cementerio de aeronaves más grande del mundo. El traslado supuso que la flota de la estatal se redujera a nueve.

En febrero de 2019, devolverán la nave más grande que operan desde 2013, en la que decidieron volar a Nueva York. Es un Airbus A330 que puede transportar unos 250 pasajeros. Contraloría objetó desde el arrendamiento hasta el bajo rendimiento por pasajero transportado.

Cinco años atrás, TAME presumía que operaba 20 aviones. La mayoría eran arrendados. Los últimos , adquiridos en propiedad hace siete años, fueron tres turbohélice ATR-42 regalados por el gobierno nacional. Antes, otros tres más pequeños -para servicio en la Amazon´´ia- también fueron aporte gubernamental.

Las pérdidas en los últimos años no han sido plenamente cuantificadas. La última cifra, revelada por informes de Contraloría, era de 145 millones de dólares acumulados hasta 2015. ¿Las razones? Rutas nacionales e internacionales abiertas sin estudio de mercado, aviones arrendados a la ligera y contabilidad mal llevada. En los últimos cuatro años, varias administraciones se han sucedido sin que hayan dado "pie con bola". Para no cerrarla, en 2018 el gobierno tuvo que darle, una vez más, oxígeno: 65 millones de dólares. 

Rebajando costos

Un amplio plan de recorte de costos está en marcha, aunque sus resultados están por verse. Las rutas no rentables ya se han reducido considerablemente. Sao Paulo y Caracas por ejemplo ya no constan entre los destinos internacionales. Su implementación se dio por razones políticas, ordenadas desde Carondelet. Igual sucedió con rutas nacionales como la Quito-Tena, que se abrió exclusivamente para simular el uso de un aeropuerto que había costado 40 millones de dólares. Los vuelos iban con ocho pasajeros.Una revisión de la plantilla de empleados y ajustes técnicos en la operación de los diferentes aviones están empezando a dar resultados. Un programa de optimización de vuelo de los aviones Embraer, por ejemplo, puede ahorrar hasta dos millones de dólares en gastos de mantenimiento al año.

El próximo desafío es unificar el equipo de vuelo. Es decir, no volar con tantos aviones diferentes. Cada modelo requiere una cantidad de  pilotos, mecánicos, despachadores y tripulantes que deben capacitarse constantemente para su operación.

En el mundo aeronáutico hay dos grandes proveedores: Boeing y Airbus. La directiva de TAME deberá, más temprano que tarde,  decantarse por una de las dos opciones para rejuvenecer la flota. Actualmente están en servicio tres aeronaves de la familia europea A320, con un promedio de edad de más de 16 años en servicio. Las aerolíneas en el mundo están prefiriendo aviones equipados con motores cuyo consumo de combustible sea tremendamente menor. Y en esa carrera van adelante los motores General Electric incorporados en los Boeing. Cualquiera que elija TAME, será un avance.

Otra opción que causa más resistencias en lo interno es entregar su operación a una compañía extranjera especializada. Por ahora, según el reporte de la Aviación Civil del mes de octubre, ya TAME no es la más impuntual,