"Quiero saber en dónde está mi mamá, así tenga que encontrarme con sorpresas" | Vistazo

"Quiero saber en dónde está mi mamá, así tenga que encontrarme con sorpresas"

Redacción Viernes, 24 de Julio de 2020 - 19:02
Facebook
Twitter
Email
* Este testimonio forma parte del especial de Vistazo.com dedicado a quienes fallecieron a causa de la pandemia y cuyos cuerpos desaparecieron por una cadena de negligencias durante los meses más críticos de la emergencia sanitaria en Guayaquil. Fueron más de 200 los cuerpos que tras su último aliento, no pudieron descansar en paz.
 
"Quiero saber en dónde está mi mamá, así tenga que encontrarme con sorpresas. Yo sé que es algo que ella lo hubiera hecho por mí".
 
Priscila Soto busca el cuerpo de su mamá, Doris Elvia De La Torre Tomalá (59 años). Ella falleció el 29 de marzo, en plena crisis sanitaria en Guayaquil originada por el covid-19.
 
Su mamá estuvo enferma desde fines de febrero, cuando estaba en tratamiento por una faringitis bacteriana. Pero desde el 16 de marzo presentó otros síntomas como fiebre. La doctora que le atendió presumía que era dengue o brucelosis (infección bacteriana).
 
"No encontrábamos doctor. Yo empíricamente la hidrataba con suero oral y le daba sus pastillas para la presión y paracetamol".
 
 
El 29 de marzo falleció en su casa y luego de cinco días la fueron a retirar de la casa.
 
"Luego nos dijeron que revise en internet donde iba a estar mi mamá. Me confié. Empecé a buscarla, pero no había información de ella".
 
Dos días antes del día de la madre me enviaron una foto de dónde estaba enterrada, era un nicho en el cementerio de Pascuales.
 
"Me duele saber que ni siquiera pude enterrarla, no pude velarla, ni he podido visitarla".
 
Y añade: "Lo único que quiero es la firmeza de que las cenizas de mi mamá están ahí, debe haber una carpeta con la información de ella (altura, peso, características). Yo sé que físicamente su cuerpo ya no está, porque su alma descansa en paz con Dios".
 
Su hija describe a su  mamá como como el pilar de la casa. "Mi mamá era un roble, una mujer de fe. Ella se dio cuenta que cuando le ponían pañal y se sintió impotente", cuenta su hija.