La pugna de los Lagartos y Choneros dentro de las cárceles y en el sur de Guayaquil | Vistazo

La pugna de los Lagartos y Choneros dentro de las cárceles y en el sur de Guayaquil

Redacción Martes, 09 de Marzo de 2021 - 15:44
Facebook
Twitter
Email
Las mafias narco-criminales no solo se disputan el poder dentro de las cárceles, también luchan por el control del sur de Guayaquil. Según la Policía, la mayoría de sicariatos están relacionados al trafico de drogas en mayor y pequeña escala, recoge el medio Ecuavisa.
 
Desde los centros de reclusión del país, los cabecillas de las bandas, entre ellos Los Lagartos y Los Choneros, coordinan el traslado de la droga procedente de Colombia.
 
Una vez que el cargamento ingresa a Ecuador, llega al sur de Guayaquil y es escondido en casas que funcionan como bodegas cerca del puerto, por donde sale la mayor cantidad de cocaína que tiene como destino Estados Unidos y Europa. 
 
Pero, otra parte de la droga se queda en la ciudad para el microtráfico, venta al menudeo. Negocio que también se disputan las bandas.
 
Una de las unidades de la Policía que opera en el sur de la ciudad es la jefatura de Investigación Antidrogas de la Zona 8. Los agentes en el 2021 han realizado 72 operativos en estas zonas de conflicto del sur de Guayaquil, capturando a 162 personas y decomisando más de 19 millones de dosis. 
 
De ahí que, en lo que va del año, 40 de las 72 muertes violentas que se han registrado en Guayaquil tienen relación directa al microtráfico. 
 
“Los narcos trabajan con otros grupos que son los que avisan cuando llega la Policía, o se encargan de distribuir cocaína”, indica Patricio Armendáriz, jefe del Distrito Sur. 
 
Los sicariatos relacionados a la pugna por la droga también se dan en otras provincias del país como: Manabí, Esmeraldas y El Oro, donde se ha evidenciado la presencia de organizaciones narcodelictivas internacionales.
 
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a Ecuador "una política clara" para atender a los presos en cárceles, y atribuyó la situación de violencia del pasado 23 de febrero, cuando murieron 79 reclusos, a que se dejó "a la deriva la implementación de políticas públicas correctas".
 
"El hecho de que haya sido un enfrentamiento entre grupos carcelarios, de grupos rivales, no le quita al Estado su obligación de generar las condiciones, de tener todo un sistema penitenciario que cumpla con los diferentes estándares interamericanos", dijo el relator sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad, Edgar Stuardo Ralón.
 
El funcionario se pronunció sobre los hechos ocurridos en cuatro cárceles de Ecuador, donde 79 reos fueron asesinados y 19 resultaron heridos por rencillas entre bandas rivales, según las autoridades.
HOY EN HOME