Familiares de Lisbeth Baquerizo cuestionan amenaza de bomba en Fiscalía, para impedir versiones de sospechosos | Vistazo

Familiares de Lisbeth Baquerizo cuestionan amenaza de bomba en Fiscalía, para impedir versiones de sospechosos

Redacción Martes, 12 de Enero de 2021 - 15:36
Facebook
Twitter
Email
Para este martes 12 de enero de 2021 estaba prevista, en la Fiscalía de La Merced, ubicada en el centro de Guayaquil, la asistencia de los familiares del principal sospechoso por el presunto delito de femicidio contra Lisbeth Baquerizo.
 
Sin embargo, una supuesta amenaza de bomba en la sede de la Fiscalía, situada en las calles Víctor Manuel Rendon Córdova, paralizó las diligencias.
 
Ante la amenaza, se procedió con el cierre temporal de la sede, y solo se permitió ingresar a personal de la Policía Nacional y de la Autoridad de Tránsito Municipal, quienes evacuaron a empleados del lugar y limitaron el acceso a las calles aledañas para que equipos especiales realicen las respectivas indagaciones.
 
Incluso, varias unidades de Bomberos también arribaron a la zona,  para acordonar la cuadra y evitar cualquier peligro mayor. Mientras que, agentes de tránsito tuvieron que desviar el tráfico por vías alternas.
 
No obstante, Virginia Muñoz, madre de la fallecida, manifestó en los exteriores de la sede que: "la familia Hérmida se ha burlado de la justicia. Necesito respuestas sobre la muerte de mi hija. Que no me digan que los trámites demorarán otros 15 días".
 
"Es parte de la película de horror", enfatizó Muñoz, al cuestionar que la alerta de bomba se haya dado justo a la hora de rendir versión los padres del investigado. Además, criticó que "la institución haya sido instrumento de burla, porque cualquiera puede llamar y decir que hay una bomba".
 
Tras el incidente, los padres, familiares y amigos de Lisbeth Baquerizo realizaron un nuevo plantón en los exteriores de la Fiscalía, para exigir justicia. “Ni una menos” y "Justicia para Lisbeth", fueron algunas de las consignas que se escucharon.
 
La noche del pasado viernes 8 de enero, Jennifer Montaño, jueza de la Unidad Especializada de Violencia contra la Mujer y Miembros del Núcleo familiar de Guayaquil, dictó prisión preventiva para Marlon E. M., médico que habría certificado la causa de muerte de la joven, presuntamente, por un infarto. Fiscalía lo procesó por el presunto delito de femicidio, en calidad de cómplice.
 
El informe de autopsia señala que Lisbeth habría muerto por un traumatismo craneoencefálico, a causa de dos heridas provocadas con un objeto contundente. Es decir, habría recibido golpes con un objeto pesado y con filo.
 
La Magistrada dispuso, además, medidas de protección para los padres y la hermana de la fallecida, dispuestas en el artículo 558, numerales 1, 2, 3, 4 y 9, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que incluyen la emisión de una boleta de auxilio, la prohibición del procesado de acercarse y realizar actos de intimidación a la familia (o a través de terceros), y brindar atención médica y psicológica a los agraviados.
 
La instrucción fiscal durará noventa días.
 

HOY EN HOME