Aeropuerto somete a chequeo ginecológico no consentido a decenas de pasajeras | Vistazo

Aeropuerto somete a chequeo ginecológico no consentido a decenas de pasajeras

Redacción Viernes, 30 de Octubre de 2020 - 20:45
Facebook
Twitter
Email
Los responsables del aeropuerto de Doha hicieron un examen ginecológico a pasajeras tras descubrir a una bebé abandonada en un baño de la terminal de salidas.
 
El grave incidente, ocurrido el 2 de octubre, ha desatado una crisis diplomática entre Qatar y Australia, cuyas autoridades se han quejado del trato a las mujeres, y en particular a sus ciudadanas.
 
El Gobierno de Doha ha anunciado este viernes que ha remitido el caso a la Fiscalía, publica diario El País. 
 
Los pasajeros del vuelo Qatar Airways QR 908 a Sídney ya estaban a bordo cuando las mujeres adultas (13 australianas y 5 de otras nacionalidades) fueron obligadas a desembarcar sin más explicaciones.
 
En la pista les esperaba una ambulancia donde fueron sometidas a una exploración vaginal. Solo entonces pudieron regresar al avión, que salió con tres horas de retraso.
 
Algunas lo hicieron llorando, según relató uno de los presentes. A su llegada a destino, varias de ellas no dudaron en denunciar lo sucedido que calificaron de “humillante”.
 
El asunto ha causado un gran revuelo mediático en Australia. Su ministra de Asuntos Exteriores, Marise Payne, confirmó el pasado lunes que las afectadas habían contactado con el Gobierno cuando se produjo el incidente.
 
“Es muy preocupante y ofensivo. Nunca había oído que ocurriera algo así en mi vida, en ningún contexto”, declaró Payne. No está claro cuántas mujeres pasaron por esto, ya que, según la ministra, se examinó a las pasajeras de 10 aviones en total.
 
El Aeropuerto Internacional Hamad de Doha, que es parte del grupo Qatar Airways, respondió con un comunicado en el que explicaba que hallaron a una recién nacida abandonada en una bolsa de plástico dentro de un contenedor de basura.
 
“Los médicos expresaron su preocupación sobre la salud y el bienestar de la madre que acababa de dar a luz y requirieron que se la localizara antes de que se fuera”, decía el texto. 
 
Según los medios australianos, a ninguna de las pasajeras se les explicó el motivo antes de que se les realizara el examen ginecológico.
 
Además, tal como ha subrayado el Gobierno australiano, existen serias dudas sobre el consentimiento para esa revisión, ya que se produjo en circunstancias en que las mujeres no podían dar su permiso de forma libre e informada.
HOY EN HOME