Un año de la muerte de Kobe Bryant: ¿por qué aún no puede repartirse su millonaria herencia? | Vistazo

Un año de la muerte de Kobe Bryant: ¿por qué aún no puede repartirse su millonaria herencia?

Redacción Martes, 26 de Enero de 2021 - 16:12
Facebook
Twitter
Email
El 26 de enero de 2020 el mundo del deporte se paralizó ante la noticia de la muerte de Kobe Bryant. La estrella de la NBA de 41 años viajaba con otras ocho personas en su helicóptero privado Sikorsky S-76 cuando se desplomó sobre la ciudad de Calabasas, ubicada en el condado de Los Ángeles, California.
 
Tras el accidente, se produjo un incendio: el personal de emergencia respondió, pero se informó que nadie a bordo sobrevivió. Dentro de la aeronave viajaba, también, Gianna, una de sus hijas.
 
Desde entonces, más allá de la angustia por la desaparición física de la megaestrella del baloncesto estadounidense, se ha especulado con la herencia que le dejó a su esposa Vanessa y a sus tres hijos: Natalia, Bianca y Capri, nacido en junio de 2019. Se estima que la fortuna que quedará en poder de la viuda supera los USD 200 millones, aunque algunos medios indican que esa cifra es mucho menor que la real.
 
Según Infobae en lo que respecta a propiedades, el ídolo máximo de Los Lakers no poseía demasiados terrenos, y la mansión que la familia posee en Newport Beach (Los Ángeles, California), tiene un valor superior a los USD 4 millones. Además, según reveló Los Angeles Time, en 2015 había vendido una casa en la misma zona por una cifra de alrededor de USD 6 millones.
 
También, tras la tragedia, Vanessa vendió por USD 2 millones la residencia en el barrio de Turtle Ridge que utilizaban principalmente para disfrutar de los fines de semana.
 
 
 Kobe era fanático de los automóviles de lujo y  según un informe de El Español contaba al momento de su muerte con un Ferrari 360 Modena (USD 220 mil), un Cadillac Escalade (USD 300 mil), un Range Rover (USD 60 mil), un Lamborghini Murciélago (USD 220 mil), un Bentley Continental GT (USD 2 millones), un Bentley Azure Mulliner (USD 500 mil), un Jeep Wrangler (USD 110 mil) y un Lamborghini Aventador (USD 4 millones). La cochera se achicó este lunes cuando Vanessa subastó el Chevrolet Impala de 1963 por tan solo USD 53.900, cuando el precio de base era de USD 250 mil.
 
El ex basquetbolista también se había transformado en un empresario y tenía varias inversiones,  en la actualidad posee activos por más de USD 2 mil millones, según los datos de Business Insider.
 
 Ese fondo participa nada menos de empresas como Epic Games, creador del juego sensación Fortnite y la compra en 2013 de un 10 por ciento de la bebida Body Armor, de la que Coca-Cola tomó un porcentaje más alto tiempo después, que le permitió a la empresa acumular un valor de USD 2.000 millones.
 
Toda esta fortuna ha sido difícil de repartir aún un año después de su muerte ya que la familia también debe resolver algunos conflictos judiciales desatados después de la tragedia.
 
La principal demanda fue presentada nada menos que por Sofía Urbieta, la madre de Vanessa. La mujer de 68 años denunció que fue echada de su casa familiar tras el fallecimiento de la leyenda de Los Angeles Lakers y entonces apuntó contra su hija y su familia, no solo por ser despedida sino también para reclamar un ingreso adeudado por su labor como niñera de sus nietos. 
 
Sofía Urbieta asegura haber trabajado como niñera de sus nietos y como ama de casa de la pareja durante casi dos décadas, por lo que reclama un salario de 96 dólares la hora, lo que durante 18 años y trabajando 12 horas por día alcanza una suma de casi USD 5 millones, lo que ahora le exige a su hija.
 
A su vez, la división de la herencia está siendo reanalizada por los expertos, ya que en los papeles firmados por el propio Bryant los millones debían dividirse en tres, por sus tres hijos, pero ese documento está fechado en 2017, antes del nacimiento de Capri.
 
Es por eso que Vanessa advirtió a sus abogados y reclamó que el más pequeño sea incluido en el testamento. Esto no es un inconveniente, aunque sí atrasa la repartición de bienes.
 
Vanessa ha apuntado contra el Departamento del Sheriff de Los Ángeles por las fotografías del accidente donde fallecieron su difunto esposo y hija Gianna. De acuerdo con el sitio en línea ABC News, la ex modelo citó negligencia, invasión de la privacidad e infligir intencionalmente angustia emocional. La demanda estableció que después del accidente, al menos ocho agentes que estaban presentes en la escena utilizaron sus celulares para tomar imágenes personales de las víctimas, tres de las cuales eran menores de edad.
 
También inició una batalla contra la compañía Express Helicopters & Island Express Holding Corp que estaba sujeta a estrictas reglas de vuelo visual y las condiciones climáticas del día de la tragedia no eran adecuadas para volar debido a la presencia niebla y poca visibilidad.
 
De triunfar en las demandas, su esposa conseguirá mayores ingresos para sus tres hijos, motivo por el cuál aún es complejo precisar el número exacto que recibirá la familia.
 
Noticia relacionada:
 

HOY EN HOME