Las polémicas declaraciones del asesino en serie más sanguinario de Corea del Sur | Vistazo

Las polémicas declaraciones del asesino en serie más sanguinario de Corea del Sur

Redacción Miércoles, 04 de Noviembre de 2020 - 17:21
Facebook
Twitter
Email
El asesino en serie que inspiró la película Memories of Murder  (2003) de Bong Joon-ho habla públicamente por primera vez de los crímenes que cometió: el aseinato de 14 mujeres y niñas. 
 
El segundo largometraje de Bong Joon-ho se basó al que se considera el primer asesino en serie de Corea del Sur, responsable de la muerte de más de una decena de personas en la provincia de Hwaseong entre 1986 y 1991. 
 
Cuando Bong y su guionista, Shim Sung-bo, estrenaron el filme protagonizado por Song Kang-ho y Kim Sang-kyung, ambientando en Gyeonggi, el caso de Hwaseong todavía estaba sin resolver. En septiembre de 2019, nuevas pruebas de ADN identificaron al responsable de nueve de los diez casos sin resolver, que esta semana ha reconocido su autoría públicamente ante un tribunal.
 
Según CNN, Lee Chun-jae confesó el asesinato de 14 mujeres y niñas, incluidas las diez víctimas de Hwaseong. Lee, que actualmente tiene 57 años, confesó sus crímenes a la policía el año pasado cuando pudo resolverse el caso que llevaba tres décadas abierto. Esta es la primera vez que habla públicamente, ante un tribunal de la ciudad de Suwon.
 
Frente a Lee se encontraba la única persona que había sido encarcelada y acusada de uno de los asesinatos. Yoon (tal y como se conoce al convicto cuya identidad está protegida por la ley coreana) pasó 20 años en prisión por la violación y asesinato de una niña de 13 años, la octava víctima de Hwaseong. Durante años, Yoon proclamó su inocencia; ha sido en la revisión del juicio obtenida por sus abogados donde el auténtico autor de los crímenes ha acudido como testigo para ratificar su confesión.
 
 
“Aún no me explico que no fuera un sospechoso [en la investigación de los crímenes de Hwaseong]”, ha declarado ante el tribunal. “Todo ocurrió a mi alrededor y ni siquiera me esforcé mucho en ocultar las pruebas. Creía que me atraparían fácilmente. Había cientos de policías, me topaba con detectives todo el rato pero siempre preguntaban a otras personas”.
 
“Me enteré de que habían arrestado a una persona con discapacidad [por uno de mis asesinatos], pero no sabía por cuál ya que cometí muchos”, ha dicho Lee durante su declaración, buscando disculparse ante Yoon, sus familiares y los de las víctimas. “Me gustaría pedir disculpas a toda la gente. He venido a testificar y describir mis crímenes con la esperanza de que encuentren algún consuelo al conocerse la verdad. Viviré lo que me queda de vida con arrepentimiento”.
 
Lee lleva en prisión desde 1994, cuando fue hallado culpable de la violación y asesinato de su cuñada. Por ese crimen ya sirve una sentencia de cadena perpetua. A pesar de la evidencia que lo señala como autor de los asesinatos de Hwaseong no podrá ser procesado por ellos dado que han prescrito.
 
 
La mirada de Song Kang-ho
 
En previsión de que el asesino de Hwaseong aún estuviera suelto y viera la película, Bong Joon-ho decidió terminar Memories of Murder con un icónico primer plano de Song Kang-ho, que interpretó a uno de los detectives encargados de la investigación del caso. Desde la pantalla, el detective Park escrutaba al público en busca del asesino.
 
Sin embargo,  Memories of Murder no tuvo mucho efecto en Lee. Según la cadena coreana SBS, Lee afirma que ha visto la película de Bong pero no la encontró especialmente memorable. “La vi como una película y ni sentí nada”, ha declarado en el juicio a una pregunta del abogado de Yoon al respecto.
 
Noticia relacionada:
 
 

HOY EN HOME