Indignación por femicidio en Argentina: la llamada al 911 que la Policía desestimó | Vistazo

Indignación por femicidio en Argentina: la llamada al 911 que la Policía desestimó

Redacción Lunes, 21 de Diciembre de 2020 - 14:10
Facebook
Twitter
Email
En los últimos días causó conmoción en Argentina el femicidio de Florencia Romano, una adolescente de 14 años de la provincia de Mendoza que fue asesinada tras asistir a lo que ella pensaba era una fiesta.
 
Pero tras viajar 15 kilómetros hasta el lugar del encuentro, una casa ubicada en la localidad de Maipú, encontró la muerte, presuntamente en las manos de Pablo Arancibia, un carnicero de 33 años.
 
Arancibia, que tenía denuncias previas de violencia por parte de dos exparejas, fue imputado por el delito junto a su pareja Micaela Méndez, de 27 años, aunque ella asegura haber estado en la casa de un familiar cuando ocurrieron los hechos.
 
Según El Clarín, el cuerpo de la víctima fue hallado en una acequia de un sitio eriazo, cinco días después de su desaparición, registrada el sábado 12 de diciembre. 
 
En las últimas horas, sin embargo, la revelación de un audio abrió una nueva arista en el caso, que generó todavía más molestia en Argentina.
 
 
Se dio a conocer que un vecino de la vivienda en donde ocurrió el femicidio llamó a la policía para advertir sobre un episodio de violencia de género, pero que su llamada fue desestimada por la operadora que contestó.
 
El audio, en el que se registran ciertos problemas de comunicación inicial, se escucha cómo la operadora recibe el llamado y el denunciante dice que “hay violencia de género”, dando las indicaciones del lugar, en la localidad de Gutiérrez, Maipú. . De hecho, según La Nación, a pocas cuadras del lugar existe una comisaría, por lo que podría haberse desplazada rápidamente un móvil de la fuerza.
 
No obstante, luego que la mujer no encontrará en el sistema la calle donde sucedían los hechos, el vecino le pregunta si ella es policía o no, lo que le provoca una aparente molestia y corta la llamada diciendo “hasta luego, señor. Buenas tardes”.
 
De acuerdo con los primeros antecedentes, esta llamada del vecino fue realizada solo minutos antes que se apagara el celular de Florencia, el cual registraba ubicación en la casa del acusado. Momentos después se habría concretado el asesinato de la adolescente.
 
Por este episodio, la mujer policía fue suspendida de sus funciones, por lo que mientras avanza el proceso en su contra, que podría derivar en la expulsión de la fuerza, más allá de lo que defina la Justicia penal, cobrará el 50% de su salario. De acuerdo con fuentes de la causa, la agente cortó el llamado creyendo que se trataba de una broma. Sin embargo, la información dada por el vecino era precisa y contundente.
 
Noticia relacionada:
 

HOY EN HOME