Hermanas fueron acusadas de haber apuñalado 27 veces a un guardia | Vistazo

Hermanas fueron acusadas de haber apuñalado 27 veces a un guardia

Redacción Jueves, 29 de Octubre de 2020 - 17:42
Facebook
Twitter
Email
En Illinois, Chicago, dos hermanas fueron detenidas por el intento de homicidio de un guardia de seguridad de una tienda de zapatos, a quien apuñalaron después de que este les dijera que debían usar mascarilla y desinfectante de manos para poder entrar al establecimiento.
 
En un primer momento, las hermanas tuvieron un enfrentamiento verbal con el personal de seguridad de 32 años. Incluso, la hermana menor, Jayla Hill (18 años), sacó su teléfono celular para grabar lo que sucedía.
 
No obstante, el altercado escaló a un importante nivel de violencia, cuando Jessica Hill, de 21 años, sacó un cuchillo y apuñaló al guardia en la espalda, los brazos y el cuello en 27 ocasiones.
 
Mientras esto sucedía, según las grabaciones de la cámara de vigilancia, Jayla tomaba al hombre por el cabello para evitar que se moviera.
 
Los fiscales también destacaron que el guardia de seguridad y un empleado de la tienda intentaron detener a las mujeres, quienes finalmente cesaron sus ataques no sin antes asestar algunas patadas en la cabeza y cuerpo del guardia.
 
Cabe destacar que según los reportes de las autoridades, el personal de seguridad logró mantener a las dos mujeres al interior de la tienda hasta que llegara la policía y las arrestara a pesar de la gravedad de sus lesiones.
 
Tras este hecho, el sujeto fue trasladado a un hospital para ser atendido, pero la policía dijo que no necesitó operación, además de que se encuentra en condición estable.
 
Tanto Jessica como Jayla también fueron llevadas al hospital por laceraciones menores, pero quedaron bajo resguardo, acusadas del delito de intento de asesinato en primer grado.
 
“Esto es aterrador”, dijo la jueza Mary Marubio durante una audiencia el pasado martes, en donde también se ordenó la detención de las hermanas sin derecho a fianza.
 
El abogado de las acusadas argumentó que ambas habían actuado en defensa propia, además de que su detención era exagerada.
 
Incluso mencionó que ellas no tenían la intención de cometer un crimen en la tienda, ya que si hubiese sido así, Jayla Hill no habría grabado lo que sucedía en el negocio.
 
La jueza aceptó que el ataque puede no haber sido premeditado, a causa de la “gran cantidad" de heridas por arma blanca, misma que describió como “preocupante”, además de comparar la situación con los arrebatos emocionales y violentos que suelen relatarse en los casos domésticos.
 
El caso de las hermanas Hill continuará el próximo 4 de noviembre.
HOY EN HOME