Dos monjas enjuiciadas por abusos sexuales contra niños sordos en Argentina | Vistazo

Dos monjas enjuiciadas por abusos sexuales contra niños sordos en Argentina

Redacción Vistazo | editorwebvistazo@gmail.com Martes, 04 de Mayo de 2021 - 18:23
Facebook
Twitter
Email

 

Dos monjas y otras siete mujeres están acusadas de abuso sexual contra niños sordos, en un internado de Argentina. El juicio de las imputadas comenzó el pasado lunes 3, después de haber sido postergado porque una de las mujeres se enfermó de covid-19.

De acuerdo con France 24, el proceso legal se lleva de forma semipresencial en la ciudad de Mendoza y ninguna de las acusadas fue al tribunal, sino que participaron de forma telemática.

Las acusadas corresponden a los nombres de Kymiko Kosaka, una religiosa de origen japonés, y Asunción Martínez, de Paraguay. Además, la representante legal del colegio Próvolo, una psicóloga, la cocinera y cuatro directoras están vinculados al caso.

Se informó que Kosaka es la más comprometida y actualmente afronta los cargos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y partícipe primario por omisión. A las demás se las acusa por corrupción de menores y participación por omisión.

De la misma forma, Kosaka es la única que ha cumplido prisión domiciliaria preventiva. El abogado defensor de las religiosas, Carlos Varela Álvarez, indicó que cree que existe una sentencia condenatoria mediática y social adelantada. Además, cuestionó la labor del personal de la fiscalía que tradujo las declaraciones en lenguaje de señas, por parte de los menores abusados.

“Sobre ellas, en especial sobre Kumiko Kosaka, que lleva cuatro años detenida sin sentencia, se ha dicho de todo", señaló.

El proceso judicial podría durar unos seis meses e incluirá a más de 100 testigos.

Este es el segundo caso que ha sucedido en el Instituto Próvolo. En 2019 dos curas católicos fueron condenados a más de 40 años por abusos y violaciones de niños de entre 4y 17 años de edad, durante 2004 y 2006.

FAMILIAS
Érica Labeguerie es hermana de Claudia, una de las víctimas, quien hoy tiene 27 años y es madre de un niño. Dijo a la agencia AFP que las familias se encuentran expectantes del juicio.

Es como si se abriera un portal que habilita muchos recuerdos, una tristeza infinita porque nada nos va a devolver todo los que nos robaron", señaló.

Las familias esperan que se haga justicia por los casos, como en 2019 y Labeguerie recalcó el importante papel que tuvieron las personas de ese entonces en hacer eco del clamor de justicia no solo de esas víctimas, sino de todos los niños que han pasado situaciones similares.

"Sin las monjas que estaban a cargo de los niños, la trabajadora social, las directivas, sin toda esa estructura nada hubiese sido posible. Corbacho, Corradi no estaban solos", dijo Labeguerie.

CASO 2019
En el 2019 el sacerdote argentino Horacio Corbacho fue condenado a 45 años de cárcel y el italiano Nicola Corradi, a 42, por abuso y violación sexual de menores. El jardinero Armando Gómez fue sentenciado a 18 años y el exmonaguillo Jorge Bortdón, a 10, tras haberse declarado culpable a sí mismo.

Corradi llegó a Argentina en 1970 desde la sede del colegio Próvolo en Verona, Italia, tras haber sido reubicado por la Iglesia Católica por denuncias de abuso. Desde entonces se hizo cargo del colegio de La Plata y más tarde del de Mendoza, hasta su detención en noviembre de 2016.

Hasta ahora la justicia argentina aún tramita las denuncias por abusos en el Próvolo de La Plata.
 

HOY EN HOME