Botas, el pequeño monito mascota de El Chapo Guzmán | Vistazo

Botas, el pequeño monito mascota de El Chapo Guzmán

Redacción Viernes, 27 de Noviembre de 2020 - 21:31
Facebook
Twitter
Email
Después de que el narcotraficante fue capturado en el 2014, su esposa Emma Coronel, sus dos hijas y la mascota, se mudaron cerca del penal El Altiplano
 
Sus hijas gemelas lo bautizaron con el nombre del mono que acompaña a “Dora la Exploradora”.
 
Las gemelas Emaly y María Joaquina son sus dueñas, pues fue un regalo de su padre. De acuerdo con la investigación oficial, la mascota jugó una pieza clave para encontrar el paradero del capo después de su fuga del Altiplano en el año 2015.
 
Esta historia se relató a partir de la investigación oficial, encabezada por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), ahora el Centro Nacional de Inteligencia, y coordinada por la Secretaría de Gobernación, la entonces Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Marina, y el Ejército.
 
Sabiendo que el capo escaparía unos días antes del 11 de julio, Emma Coronel y sus hijas también se mudaron. Cambiaron de domicilio a Sinaloa y dejaron atrás a Botas.
 
Cuando la familia se reencontró en el llamado Triángulo Dorado, en la comunidad Bastantitas de Abajo, Tamazula, en la entidad de Durango, los empleados del Cártel de Sinaloa ya habían construido varias cabañas de madera para que sirvieran como vivienda.
 
La de él era la menos austera, reportó Carlos Loret de Mola en 2015. Tenía televisión, agua caliente, y drenaje. 
 
Las hijas pidieron a su papá que rescatara a Botas, por lo cual El Chapo encargó a sus allegados la misión de regresarlo en un avión.
 
Las autoridades asignadas al caso detectaron varios intentos por conseguir permisos sanitarios para que Botas volara a Culiacán, Sinaloa. Nadie quiso firmar los papeles para autorizar el viaje, por lo cual la única opción que quedó fue trasladarlo por carretera.
 
El mono se había convertido en una pista crucial para comenzar las operaciones de la Secretaría de la Marina en la sierra de Durango.
 
Al final, el paradero de Botas es un misterio.
HOY EN HOME