Lácteos y sobrepeso | Vistazo

Lácteos y sobrepeso

Salud

Lácteos y sobrepeso

Pilar Ortiz | [email protected] Lunes, 01 de Agosto de 2016 - 12:03

Cuando inician un régimen de dieta para bajar de peso muchas personas deciden suprimir los lácteos para reducir la ingesta de calorías. Sin embargo, el nutricionista Rafael Cornes destaca que estudios recientes sostienen que debido a su contenido de aminoácidos, los lácteos generan una sensación de saciedad que ayuda a la persona a ingerir menos alimentos.

Otros resultados que han llamado la atención de la comunidad científica es que se ha detectado que el consumo de leche y lácteos enteros (sin quitarles la grasa) produce efectos beneficiosos en el tratamiento de la obesidad. Cornes sostiene que se cree que parte de estos efectos están generados por el calcio láctico que actúa como una barrera para la utilización de las grasas contenidas en la leche, impidiendo que entren a las células y simplemente se eliminen.

Una investigación realizada por el epidemiólogo Dariush Mozaffarian bajo el nombre “Prioridades en Dietética y Políticas Públicas para Enfermedades Cardiovasculares, Diabetes y Obesidad”, señala que no se puede apreciar una relación entre el consumo de leche, entera o descremada, con el aumento de peso en adultos. Y sobre la relación entre el queso y la ganancia de peso, dependería de cómo es consumido: si se come junto a carbohidratos refinados, sí produce un aumento de peso; en cambio, si se ingiere solo, sin carbohidratos simples, no produce aumento de peso significativo o inclusive, contribuye a la pérdida de peso.

En el documento también se muestran resultados sobre el efecto protector del yogur frente al aumento de peso, aunque aparentemente el consumirlo endulzado produciría que se pierda casi el 50 por ciento de estos beneficios.

Una investigación realizada en México (Rivera y cols, 2014) demostró que los consumidores de yogur tienen un menor índice de cintura-cadera (cifra que se obtiene de dividir el perímetro de la cintura para el perímetro de la cadera de esa persona), medida que se emplea para evaluar el riesgo cardiovascular.