Con la tecnología como aliada de la seguridad | Vistazo

Con la tecnología como aliada de la seguridad

Enfoque

Con la tecnología como aliada de la seguridad

Vistazo Viernes, 17 de Agosto de 2018 - 11:33
Un elemento de apoyo en la implementación de la seguridad privada es la cámara de video, la cual para su instalación requiere una serie de artículos complementarios. Este aparato figura como uno de los que más demanda tienen al momento de hablar de seguridad electrónica.
 
Héctor Rivadeneira, gerente Técnico de Bit Seguridad, empresa especializada en instalación de sistemas de video vigilancia, menciona que actualmente los empresarios adquieren estos equipos no solo para evitar ser víctimas de robos o asaltos sino también para supervisar el trabajo de sus colaboradores.
 
De esta manera el cliente logra seguridad y control de productividad laboral, y a través de la respectiva aplicación móvil  puede monitorear lo que captan las cámaras desde cualquier sitio con un Smart pone.
 
Rivadeneira añade que el principal factor para implementar un sistema de video vigilancia es saber cuál es el objetivo del mismo, pues muchas veces –dice- el cliente no sabe claramente lo que desea. “Entonces el técnico pregunta, por ejemplo, si lo que quiere ver es el detalle de la placa del carro o quiere ver la caja el momento que el cliente paga el dinero. No se puede ver todo”, explica. 
 
La cámara maneja tres variables que son detección (implica la visualización amplia que no registra detalles), reconocimiento (una toma más cerrada que permite observar otros aspectos como tipo de ropa, contextura de la persona, etc.) e identificación (una imagen cerrada a cierto punto lo cual muestra por ejemplo detalles del rostro, de los billetes, etc.).
 
La demanda
 
Las cámaras y las alarmas contra robo son los artículos que en materia de seguridad electrónica tienen mayor demanda en el mercado ecuatoriano, según Andrés Padilla, gerente General de ICO Internacional S.A., empresa con 35 años de trayectoria.
 
El caso de las cámaras, explica, se trata de circuitos cerrados de televisión (CCTV) que son  sistemas integrales que capturan video e imágenes a través de diferentes tipos de cámaras y son almacenados digitalmente en sistemas de grabación y reproducción. Estos dispositivos permiten al usuario hacer un monitoreo en vivo de los eventos así como también recurrir a grabaciones para análisis de eventos pasados.
 
El mercado ecuatoriano, siguiendo con las tendencias mundiales, actualmente solicita dispositivos de alta resolución Dahua HDCVI (HD o 4K) que no solo capturan imágenes sino que también permiten realizar gestión de analítica de videos para detectar de manera automática cualquier anomalía en el lugar donde se instalen los equipos. Existe un amplio rango de soluciones que van desde sistemas básicos de video para casas o locales comerciales hasta cámaras térmicas o laser ideales para plantaciones o camaroneras.
 
Maja Schulz, presidente Ejecutiva de Te-r-Ce ecuatoriana S.A., señala que su compañía atiende numerosos pedidos de cámaras tipo Domo y Tubo, que son fáciles de instalar y brindan un control completo al cliente.
 
En materia de seguridad electrónica los costos son muy variados debido a las diversas necesidades que se presentan y a las diferentes condiciones físicas de los sitios donde se instalan los equipos. “No es lo mismo instalar una cámara para una vivienda o local pequeño que ir a una empresa como una camaronera, por ejemplo, donde hay que colocar varias cámaras y largos tramos de cable, a veces atravesar paredes o abrir surcos en el piso, instalar torres, etc. Todo eso hace incrementar el precio de nuestro servicio”, explica Héctor Rivadeneira, de Bit Seguridad.
 
Andrés Padilla, de ICO internacional, añade que la seguridad electrónica no debe ser tomada por el cliente como un gasto sino como una inversión, pues la empresa gana en cuanto a productividad y tranquilidad.
 
“Por muy pequeña que sea la empresa, no se debe ignorar el tema de la seguridad electrónica. Los sistemas de vigilancia por ejemplo permiten el control tanto de las instalaciones como de sus recursos 24/7, y esto puede ser vigilado por la propia empresa o por una empresa especializada”, sostiene. 
 
Vea la edición de ENFOQUE de este mes.