Los escándalos sexuales llegaron a los concursos de belleza | Vistazo

Los escándalos sexuales llegaron a los concursos de belleza

Tendencias

Los escándalos sexuales llegaron a los concursos de belleza

Vistazo Viernes, 20 de Abril de 2018 - 16:48
Los escándalos sexuales llegaron a los concursos de belleza. El certamen Miss Venezuela fue suspendido por acusaciones cruzadas entre exconcursantes por haberse beneficiado del chavismo con favores sexuales.
 
Venezuela ha sido un semillero de reinas de belleza, de las más hermosas del mundo. Pero hoy, la reputación está manchada por el escándalo y la corrupción. La polémica envolvió al concurso Miss Venezuela, que actualmente está suspendido y se hará una revisión de la estructura de la organización.
 
Todo comenzó a mediados de marzo, en las redes sociales, cuando circuló una foto de Zoraya Villarreal junto a Tatiana Irizar y Stefanía Fernández, exconcursantes del Miss Venezuela, en un acto de la fundación del empresario Diego Salazar, donde Villarreal es directora. Comenzaron los comentarios contra ellas, ya que Salazar se encuentra encarcelado por lavado de dinero y además es primo de Rafael Ramírez, expresidente de la petrolera estatal PDVSA.
 
El escándalo subió de tono con los comentarios de Annarella Bono y Hannelly Quintero: “Todas son unas zorras y aquí todo el mundo las alaba. La arrechera (rabia) que me da es que las únicas enchufadas somos nosotras”, dijo Bono en defensa de las de la foto y comenzó a decir nombres y a tratar de prostitutas a algunas de las exparticipantes.
 
La reacción de algunas no se hizo esperar. Angie Pérez la mandó al psiquiatra y Hannelly acotó: “Repartían a los más necesitados y a ellas les llenaban la cuenta en dólares sacados del desangre de PDVSA”. Además, Quinteros dijo que las reinas de belleza cercanas a Salazar y a hombres poderosos del chavismo lograron bienes y viajes de lujo. Y en sus acusaciones Quintero asoció el nombre de Stefanía Fernández con negocios ilegales.
 
Luego, se sumaron las voces de exconcursantes desde redes sociales y blogs anónimos que denunciaban los intercambios de favores sexuales por logros o ganancias económicas. Pero la frutilla del postre fueron las declaraciones de la Miss Universo 1996, Alicia Machado, en Telemundo. “Hay algo que nunca he comentado, pero una de las razones por las que abandoné el país fue porque tenía al hijo del ‘Innombrable’ constantemente acosándome, llamándome, invitándome”, confesó en referencia a Hugo Rafael Chávez hijo. Machado se refirió al certamen y dijo que era un reflejo de lo que ocurría en el país y aclaró que en su época de reinado (1995), no estaba el Gobierno inmerso en el concurso pero sí dijo que había concursantes “patrocinadas” por empresarios.
 
Suspendido hasta nuevo aviso
 
Tras esta catarata de declaraciones y denuncias, los organizadores del concurso tuvieron que publicar un comunicado en el que decían: “Se ha tomado la decisión de iniciar una revisión interna para determinar si algunos de sus relacionados, durante el curso de sus gestiones, ha incurrido en actividades que quebranten los valores y la ética del certamen”. Contaron además que tomarán medidas como reforzar su código de ética y reestructurar la organización.
 
Luego de mucho silencio, el expresidente de Miss Venezuela, Osmael Sousa, decidió hablar y contar el porqué de su renuncia. A través de Instagram relató sus diferencias con la cúpula del concurso. “(Los directivos) estos últimos años se han dedicado a minar mi autoridad y a desplazarme profesionalmente hasta el punto de contradecir mis decisiones y desautorizarme abiertamente en mis labores y ante mi equipo de trabajo”, escribió. También desmintió que su desvinculación se debiera a malversación de fondos y que estuviera relacionado a casos de prostitución.
 
Mientras se realice esta investigación, el certamen “Miss Venezuela” y sus concursos satélites quedaron en pausa sin fecha determinada. La actual dueña de la corona, Sthefany Gutiérrez, también se pronunció: “¡No se brilla apagando a otros! Sabía que el 9 de noviembre mi vida cambiaría, tenía en mis manos la decisión de continuar siendo una chica común o cumplir mis sueños y todo estaba puesto a la voluntad de Dios”. No se sabe aún si podrá participar del certamen Miss Universo.