Luciana Grassi “quiero permitirme ser” | Vistazo

Luciana Grassi “quiero permitirme ser”

  • Luciana nos comenta que, como artista, siempre le gustó experimentar, investigar y proponer cosas nuevas. Foto: Cesar Mera

05 de noviembre del 2020 - Personajes
Fuente: Hogar
Habíamos acordado iniciar la entrevista a las 13:30, yo me conecté 5 minutos antes
para estar lista en la videollamada, cuando un mensaje de Julio Franco, un nombre
completamente desconocido para mí, se apareció en la solicitud de ingreso… qué raro
pensé, y enseguida recordé que así se llama el esposo de Luciana Grassi, la guapa
actriz de 36 años conocida por su participación en series como “Tres Familias”, “El
exitoso licenciado Cardoso”, “Cosa seria”, entre otras. Con un saludo afectuoso
comenzamos nuestra reunión y Luciana empezó contándonos sobre su último
proyecto digital, la experiencia “Auyo”, una puesta en escena que combina teatro,
monólogos, stand up y que, según sus palabras, no puede ser definido de una manera
única.
 
EL UNIVERSO DE LA FEMINIDAD
La idea de su obra nació desde una conexión con su mundo espiritual a partir de dos
momentos en particular, el fallecimiento de su padre y su propio diagnóstico de
fibromialgia, enfermedad que sufre desde hace 5 años aproximadamente. “Fue ahí
cuando yo empiezo a hacerme muchas preguntas existenciales, ¿para qué estoy
aquí?, ¿por qué estoy enferma?, quería indagar un poco más a fondo y entonces se
da la creación de Auyo”, nos cuenta la artista, quien empezó a indagar más sobre el
universo femenino y el cuerpo de la mujer –conociendo a profundidad su ciclo
menstrual- en la necesidad de encontrarse.
 
Y en el 2016, de una manera pequeña y sin saber hasta dónde llegaría a crecer,
“Auyo” se mostraba como una parodia a ella misma durante una etapa en la que
abusó de las terapias buscando las respuestas a sus asuntos externos, olvidándose
de toda la sabiduría que radica adentro de nosotros mismos, “hice una exploración con
estos seres internos míos y descubrí 4 fases por las que las mujeres pasamos mes a
mes. Personalmente tengo una rapera interna, tengo a mi madre interna y a otra que
es una mezcla entre Beyoncé, Luciana y JLo que se llama ‘Lujlonce’”, nos dice entre
risas, haciendo hincapié en que su monólogo trata de cómo la herramienta más
poderosa que tenemos para no ser víctimas, ni de la autoayuda, ni de los cambios
hormonales, es decir: ¡esto es lo que soy yo!
 
CONOCIENDO SU CICLO
La conversación con la actriz trascendió más allá de su proyecto y con su perrito
Samuel en los brazos también nos contó sobre la importancia de conocer un
instrumento de vida que todas las mujeres tenemos, la menstruación. “Conociéndome
a profundidad me doy cuenta de cómo puedo canalizar mi energía de otra manera.
 
Cuando las mujeres comprendemos que la menstruación tiene un ritmo y que ese
ritmo es nuestro y no el del mundo, conectamos con nuestro ciclo y pasa a nuestro
favor; dejamos de tener esa mirada crítica. Cuando empezamos a programar nuestros
calendarios a nuestras fases del ciclo, nuestra vida se alinea y nos permite darnos
cuenta de otras cosas, y esas cosas nos hacen mejorar nuestra relación con nosotras
mismas, con nuestro entorno. Creo que es una cuestión de educación y de
experimentar porque es algo muy personal”, relata.
 
APRENDER A MOSTRARSE VULNERABLE
Conocernos a nosotras mismas nos ayuda a aprender a vivir valientemente, nos
comenta Luciana, indicando que, a la vez, eso es vivir con vulnerabilidad. “A mí la
gente me dice qué valiente eres, cómo te muestras y todo lo que dices, no tienes
miedo. No, yo tengo miedo y me lanzo a pesar de eso. Cuando tú eres valiente te
estás exponiendo, te estás abriendo, mostrando quién eres tú, estás siendo
increíblemente vulnerable”. Por eso nos cuenta que cuando alguien viene con críticas
ofensivas respecto a su trabajo, ella se pregunta: ¿está esta persona viviendo
valientemente?
 
En estos últimos meses la intérprete ha pasado por una montaña rusa de emociones,
al principio se encontraba trabajando a mil por hora, y ahora siente que es el momento
adecuado para descansar y retomar el proceso de alinearse, ser más reflexiva, tomar
una mirada fresca y renovarse, y eso incluye el cierre de su ciclo “Auyo”, un proyecto
al que agradece infinitamente por todas las experiencias y los aprendizajes dejados.
“Todavía quiero explorar aún más este espacio holístico, de encuentro, quiero
atreverme a hacer algo nuevo aún con los sí, los no y todas las dudas. Siento que en
este momento quiero permitirme ser y vivir esta nueva etapa de mi vida”.

 
LOS DESAFÍOS DIGITALES
Para adaptar su obra al mundo del Internet, Luciana nos comenta que, como artista,
siempre le gustó experimentar, investigar y proponer cosas nuevas. “Yo sabía que no
quería una cámara estática y pretender hacer teatro, porque personalmente creo que
el teatro online no existe. Entonces con eso en mente se armó la propuesta de que la
cámara me siga por todas partes mientras voy contando la historia y también voy
interactuando con el público, leo sus mensajes, los saludo, los invito a las dinámicas,
sin embargo, no los estoy viendo, y el desafío está ahí, en ese vacío, que no es como
en el teatro que sientes la energía de la gente. Entonces, a nivel personal ha sido
interesante verme a mí misma en estas dificultades, pero muy enriquecedor”, nos
detalla la actriz, añadiendo los desafíos del trabajo en equipo y en el manejo del
software.
Compártenos
Suscríbete a la revista impresa
Permanece actualizad@ con lo más reciente en tendencias