Kamala Harris, “la primera mujer, pero no la última” | Vistazo

Kamala Harris, “la primera mujer, pero no la última”

  • Hija de inmigrantes, Harris fue la primera mujer fiscal general de San Francisco y de California.

09 de noviembre del 2020 - Personajes
“Aunque pueda ser la primera mujer en ocupar este cargo, no seré la última. Porque todas las niñas pequeñas que hoy están viendo esto pueden ver que este es un país de posibilidades”, proclamó la demócrata Harris en su primer discurso a la nación como vicepresidenta electa de EE.UU.
 
Joe Biden junto a Kamala Harris.
 
De acuerdo al portal web de La Vanguardia, la elección de Kamala sucede luego de que Joe Biden “tuviera la audacia de romper una de las barreras más significativas y elegir a una mujer como vicepresidenta”, celebró Harris, vestida de blanco, como las sufragistas que hace 100 años conquistaron el derecho al voto para las mujeres. Las blancas, al menos, porque las negras como Harris se enfrentarían a persistentes trabas hasta la lucha por los derechos civiles de Estados Unidos. La histórica batalla por la igualdad unió a sus padres, inmigrantes.
 
Su padre fue estudiante de economía, y actualmente es profesor emérito de Harvard, llegó de Jamaica. Su madre, Shyamala Gopalan, una bióloga estudiante de doctorado, que llegó de India. Se marcó dos objetivos en la vida: criar a sus dos hijas animándolas a superarse y encontrar la cura contra el cáncer de mama, su especialidad, según señala el portal web citado. La madre de Harris falleció en el 2009, lo que la imposibilitó de ver a su hija acariciar la cumbre del poder, pero sí fue testigo de sus batallas y su fulgurante ascenso político.
 
La carrera de la nueva segunda al mando de los Estados Unidos es la historia de una pionera. Nacida en 1964 en Oakland (California), Kamala Devi Harris presenció desde su carrito de bebé la lucha por los derechos civiles. Sus padres se separaron pronto, pero su madre se integró en la comunidad de activistas e intelectuales negros de Oakland, a los que Harris se refiere como “tíos”. Lo cuenta en The truths we hold, el libro publicado el año pasado: al ver a los manifestantes llamar a las puertas del poder, ella soñaba con estar al otro lado y dejarles entrar.
 
Acorde al relato de La Vanguardia, Kamala quería “proteger a los vulnerables”, por eso decidió ser fiscal. En el 2004 fue elegida fiscal general de San Francisco; fue la primera mujer en llegar al cargo (unos años después, la siguió otra jurista). En el 2011, se presentó a las elecciones a fiscal general del estado de California para representar a 39 millones de personas. Ganó. De nuevo, fue la primera mujer en llegar al puesto. En el 2016, cuando Harris se presentó a las elecciones al Senado, la sucedió otra mujer.
 
La demócrata fue la primera negra en representar a su estado en la Cámara Alta y la segunda de la historia de Estados Unidos. “Por el pueblo”, la frase que decía tras pronunciar su nombre en alto para presentarse como fiscal ante el tribunal, fue el eslogan de su campaña a las primarias demócratas. Arrancó con fuerza (20.000 personas asistieron a su lanzamiento en Oakland), pero su mensaje no logró destacar entre los casi 30 candidatos con los que competía. Su pasado como fiscal general molestaba a las bases más progresistas, y Harris se retiró antes de las votaciones. Biden tenía claro que quería a una mujer para el cargo de vicepresidenta.
 
Y luego de protagonizar un duro cruce de acusaciones durante un debate de las primarias, el candidato demócrata a presidente optó por ella. Biden se ve a sí mismo como un puente entre generaciones, un presidente de transición, lo que coloca a Harris en primera línea de las elecciones presidenciales del 2024.
Compártenos
Suscríbete a la revista impresa
Permanece actualizad@ con lo más reciente en tendencias