El descubrimiento de Anika Chebrolu: la molécula para un posible tratamiento del coronavirus | Vistazo

El descubrimiento de Anika Chebrolu: la molécula para un posible tratamiento del coronavirus

  • Gracias a este hallazgo, Anika Chebrolu fue galardonada como la "mejor científica joven de Estados Unidos".

28 de octubre del 2020 - Personajes
Con solo 14 años de edad, una estudiante de Frisco, Texas, llamada Anika Chebrolu descubrió una molécula que podría ser parte del tratamiento que detenga la infección por coronavirus.
 
Fue en la competencia Young Scientist Challenge 2020, que organiza la multinacional 3M, que Anika participó, y después de mucho trabajo logró obtener el premio de “mejor científica joven de Estados Unidos”. Además de este reconocimiento, la joven recibió US$25,000.
 
Pero, ¿de qué se trata este concurso? Es una competencia abierta para que los niños de entre 10 a 14 años que muestran interés y habilidades en la ciencia, presenten, a través de un vídeo corto, su propuesta para solucionar una problemática cotidiana. Actualmente, esta competencia es recomendada por distintas universidades y maneja un alto prestigio a nivel nacional (Estados Unidos).
 
EL DESCUBRIMIENTO DE ANIKA CHEBROLU
 
El SARS-CoV-2, reportado como el virus que provoca la covid-19, tiene en su estructura una especie de corona que lo rodea y, precisamente, de donde viene su nombre “coronavirus”.
 
Justamente en esta corona, se encuentra la proteína S, que es la encargada de unir a los receptores de las células que componen nuestros cuerpos para infectarlas.
 
Anika Chebrolu ganó US$25.000 por su descubrimiento.
 
En esta proteína es que muchos laboratorios se han basado para trabajar en la creación de una vacuna contra la covid-19. Y su selección se debe a que, atacar la proteína S, puede impedir que el virus penetre nuestras células. La investigación de Anika también se basó en esta proteína.
 
"Descubrí una molécula que puede unirse a la proteína S en el virus y potencialmente cambiar su forma y función", detalló la joven mediante un correo electrónico a BBC Mundo.
 
Y esto es importante por su potencial para "evitar que el virus pueda adherirse a las células humanas y, por lo tanto, reducir o tratar una mayor infección en el cuerpo de una persona", agregó. 
 
¿CÓMO LO HIZO?
 
Anika llegó al hallazgo de esta molécula con un método in-silico, es decir que fue a través de simulaciones por computadora que utiliza numerosas herramientas de software. Para esto, primero examinó millones de moléculas pequeñas que contengan propiedades como las de un fármaco de absorción, distribución, metabolismo y excreción (ADME).
 
 
Luego de ese estudio, Anika seleccionó la molécula con la mejor actividad farmacológica y biológica hacia la proteína S del virus SARS-CoV-2, con el fin de que pueda transformarse en un potencial fármaco para el tratamiento eficaz de la enfermedad.
 
Pero Anika ya había investigado sobre estas moléculas mucho antes de que el coronavirus llegue a nuestras vidas. "Hace unos años, investigué la pandemia de la gripe española de 1918 para un proyecto escolar y me fascinaron los virus y el descubrimiento de fármacos", dijo.
 
Y mientras realizaba su investigación escolar cuenta que descubrió la metodología in-silico. "Me asombró que podíamos utilizar métodos computacionales para identificar y desarrollar posibles moléculas similares a fármacos para combatir enfermedades", relata.
 
El año pasado, Anika estaba usando el mismo método para identificar un compuesto principal que pudiera unirse a la proteína hemaglutinina del virus de la influenza cuando llegó la pandemia de la covid-19.
 
"Después de investigar pandemias, virus y fármacos durante tanto tiempo ¡era una locura pensar que en realidad estábamos atravesando una pandemia!", asegura.
 
Por la gravedad de la pandemia y el fuerte impacto que esta comenzó a causar en todo el mundo, Anika relata que con la ayuda de su mentora Mahfuza Ali, científica de 3M, redireccionó su proyecto inicial y apuntó a la proteína S del virus SARS-CoV-2.
 
EFECTIVIDAD DEL HALLAZGO
 
"Creo que es maravilloso que Anika Chebrolu haya hecho este análisis y su trabajo es ciertamente impresionante y sofisticado para su nivel de educación. Sin duda, tiene potencial para ser una científica destacada", opinó para BBC Angela Rasmussen, viróloga de Columbia Mailman School of Public Health, la escuela de posgrado en salud pública de la Universidad de Columbia, en Nueva York.
 
"Sin embargo, es importante tener en cuenta que si bien estas estrategias son buenas para identificar compuestos con potencial terapéutico, no hay datos experimentales que respalden que la molécula que identificó realmente tenga un impacto en la entrada o replicación viral, o que incluso se una a la proteína S en condiciones reales", señaló la especialista.
 
"Se requiere la realización de estudios de laboratorio para caracterizar mejor el potencial de la molécula como terapéutica antiviral", agrega.
 
EL FUTURO DE ANIKA
 
Anika contó que tiene planes para invertir el dinero que ganó con su premio a mejor científica joven de Estados Unidos.
 
"Planeo usar los US$25.000 para continuar mi investigación y financiar mi organización sin fines de lucro, AcademyAid, que proporciona material y equipamiento a niños que lo necesitan para ayudarlos a seguir las carreras y oportunidades que desean", asegura.
"También planeo ahorrar el resto del dinero para la universidad", dice.
 
Al ser consultada sobre qué les diría a otros jóvenes que podrían estar interesados en la ciencia sobre su experiencia, ella recomendó no dejar de preguntar.
 
"Recuerda siempre no dejar de hacer preguntas y tener confianza y fe en ti mismo. Asegúrate de aprovechar cualquier oportunidad que veas con tus mejores habilidades, ya que nunca sabes dónde podrías terminar", concluyó.
 
Compártenos
Suscríbete a la revista impresa
Permanece actualizad@ con lo más reciente en tendencias