La psicología del suspenso | Vistazo

La psicología del suspenso

  • Como arte, el suspenso nació con el Expresionismo alemán del siglo XX. Foto: El resplandor

08 de enero del 2021 - Entretenimiento
Fuente: Hogar
El suspenso es una rama de la cinematografía cuyo principal objetivo es mantener al espectador en un estado de ansiedad, sobre lo que pueda ocurrir con los personajes y, por lo tanto, atento al desarrollo del conflicto; siendo una probada estrategia para generar enorme interés en las audiencias. Cuando hablamos de géneros del cine, la mayoría cumple el propósito de engancharnos a la obra, pero cuando analizamos el suspenso como tal, este tipo de cine tiene mayores propósitos, más intención, y es que su esencia cinéfila logra manifestar diversas emociones, pues sus tramas están ligadas con la intriga, la sorpresa, lo desconocido y un alto grado de expectativa por lo que pueda ocurrirle a los protagonistas de una historia con elevados tintes de acción, drama, ciencia ficción y hasta terror; así, de éstos dos últimos, nace una de sus vértices más conocidas: el thriller.
 
Sus intrincados orígenes
Como arte, el suspenso nació con el Expresionismo alemán del siglo XX, fundamentalmente representado en la obra “El grito”, de Edvard Munch, y la cinta en blanco y negro “Nosferatu, el vampiro” del director F. W. Murnau.  Su definición se manifiesta como un efecto que genera incertidumbre, anticipación y curiosidad, logrando así despertar el interés y siendo muy utilizado desde sus inicios en la literatura, las historietas o cómics, la televisión (con series policiales y telenovelas) y de manera eventual en el cine. Su esencia es relativamente el cúmulo de emociones que nacen ante la anticipación de un incierto evento futuro, que podría desencadenar, por lo general, en algún tipo de nefasta tragedia; o, caso contrario, un gran logro o merecida victoria. 
 
Los personajes que más se destacan en sus obras son investigadores o policías, personajes oscuros, falsos o verdaderos culpables, que desarrollan una intriga siniestra; representantes de la autoridad familiar, ya sea en el hogar, el clero o la sociedad civil que abusan de su poder; así también los criminales comunes, agentes militares, políticos, mafiosos o empresarios, todos ambiciosos y que son representados como dispuestos a todo con tal de conseguir su objetivo. De acuerdo a resultados publicados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas o AMPAS (Academy of Motion Picture Arts and Sciences), en las dos últimas décadas el personaje del asesino en serie, desasociado de lo paranormal (a lo Freddy Krueger de “Pesadilla en la Calle Elm” o Jason Voorhees de la saga de “Martes 13”) sino más bien relacionado al hombre común, de quien no se espera esa conducta, el que ha cobrado mucha fuerza dentro del género que, si bien no busca encasillarse en el terror, lo logra ampliamente, estando “El silencio de los inocentes” (Silence of the Lambs), “Siete pecados capitales” (Seven) y “Sueños de libertad” (The Shawshank Redemption) entre sus mejores exponentes.
 
 
La trama macabra
Uno de los más destacados maestros y llamado “El padre del suspenso” es el legendario director británico, Alfred Hitchcock, pionero en llevar a cabo muchas de las técnicas que caracterizan al “suspense” y el “thriller psicológico”, siendo una de sus obras más representativas “Psicosis”, cuyo estreno en 1960 marcó un antes y un después en la historia del cine que buscaba generar escalofríos.  Así mismo, el recordado Stanley Kubrick, quien fue fotógrafo, director y guionista estadounidense, se destacó en su carrera por su precisión técnica y la estilización de sus cintas cargadas de simbolismo como “The Killing”, “2001, odisea en el espacio” y la no menos enigmática “The Shining” (El resplandor). Un gran aliado en la rama lo encontró en William Friedkin, director de cine y televisión norteamericano reconocido además por su destreza para involucrar el género del suspenso al tope de sus historias clásicas de horror como “El exorcista” y “Rampage”.
 
 
 
Desentrañando un misterio
Para salvaguardar la esencia ya disipada del suspenso, emergió el misterio: “¿Quién es el culpable?”, “¿cómo lo hizo?”, “¿por qué lo hizo?”, son ahora las grandes interrogantes que buscan desenmascarar el motivo oculto, muchas veces obvio, otras muy elaborado, pero cuyas piezas nos dejan ver un rompecabezas que casi siempre estuvo frente a nuestras narices, cual capítulo de “Scooby Doo”. Por ello, las obras de la legendaria escritora Agatha Christie fueron de las primeras en ser llevabas al cine para representar esta nueva ola. Nuestra generación se siente más identificada con los trabajos de Alejandro Amenábar o M. Night Shyamalan, cuyos finales dejan boquiabierto al crítico más severo, como “Los otros” y “El sexto sentido” o bien las adolescentes cintas de humor negro, burlas u odas al género del horror como “La máscara de la muerte” (Scream), donde encontrar al culpable generaba placer (si diste con las piezas “clave”, tal como en el juego “Clue”), o bien sorpresa al descubrir a la mente maquiavélica detrás de todo.
 
En la industria contemporánea podemos encontrar elevadas dosis de suspenso en guiones centrados en secuestros, robos, ataques mercenarios y conspiraciones tomando como ejemplo las entregas de “Misión Imposible”, donde el héroe se convierte en una amenaza para los perpetradores, y debe escapar a su violenta reacción. Así como en aquellas obras donde la ingeniería y la tecnología desafían al ingenio humano para combatir fuerzas extremas de la naturaleza, fallas mecánicas o sabotajes, y donde el confinamiento obligado ante un peligro inminente genera el pánico y busca la supervivencia, como en “Plan de vuelo”, “Speed: máxima velocidad” y “Poseidón”.  El suspenso es tan enganchador que no tardó en invadir las series de televisión con mayor rating como “Ratched”, “La casa de papel”, “Dark”, “Stranger Things”, “You”, “Sherlock”, “Ozark”, “Élite” e incluso hasta los videojuegos. Entre sus entregas más destacadas en el séptimo arte, pese a ser este 2020 un año tan complejo para la industria, se hallan: “Antebellum”, “El hombre invisible”, “La isla de la fantasía”, “A Quiet Place: Part II”, “The Hunt” y “Vivarium”. Sea cual sea tu tipo de filme favorito, siempre podrás disfrutar de algo de suspenso, en el romance, acción, aventura y más, pues sin ello no habría expectativa, emoción y el regocijo final de haber vencido conquistando a la adversidad, siendo eso precisamente lo que más nos hace sentir humanamente vivos.
 
 
10 filmes de suspenso que puedes disfrutar en Netflix.
  • El juego de Gerald (Gerald’s Game)
  • La perfección (The Perfection)
  • La invitación (The Invitation)
  • Soy la cosa bella que vive en esta casa (I Am the Pretty Thing That Lives in the House)
  • Pánico (Hush)
  • Habitación verde (Green room)
  • Los ocho más odiados (The Hateful Eight)
  • A ciegas (Bird box)
  • Cuenta bloqueda (Cam)
  • Fracturado (Fractured)
 
Compártenos
Suscríbete a la revista impresa
Permanece actualizad@ con lo más reciente en tendencias