<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Cantaba en los buses para financiar sus estudios y se graduó con honores en la carrera de medicina

28 octubre 2021 - Entretenimiento

Luego de siete años de esfuerzo y sacrificio, Joel Mistokle de San Luis, Brasil, logró cumplir su sueño: convertirse en médico.

El hombre de 33 años buscaba financiamiento para su carrera universitaria cantando en los buses. A diario, se subía al transporte público de su ciudad para recaudar fondos que lo ayuden a culminar sus estudios, y mantener a su esposa e hijos.

"Siempre tuve el sueño de ser médico y luché por ese sueño con la herramienta que tengo, que es la música. Nunca fue fácil. Mi esposa y yo siempre tuvimos dificultades, teníamos que cuidar a nuestro hijo, pero no me rendí", dijo Mistokle al portal G1.

Sus esfuerzos por costear su carrera y brindarle un mejor estilo de vida a su familia no se limitaban a su voz, Joel se despertaba a las cuatro de la mañana para, junto con su esposa, preparar diferentes platillos locales que, posteriormente, vendía en la universidad.

"Hubo un día en que estaba triste porque faltaban cosas en casa. Luego estaba en un autobús y comencé a cantar como si estuviera en mi habitación. Las lágrimas me llenaron la cara, canté como si le estuviera cantando al mismo Dios", contó sobre el momento en que decidió cantar en las líneas de transporte.

"Cuando pasé por el torniquete, noté que algunas personas lloraban dentro del autobús. Entonces pensé: Esto solo puede ser Dios. No es Joel. Entonces entendí que estaba allí, en el autobús, que debería empezar a cantar", añadió.

Aunque buscaba recolectar dinero para su familia y estudios, no todas sus presentaciones se hicieron con aquel objetivo. Su “amor al prójimo” hizo que el hombre brindara su arte de forma gratuita para enfermos en los hospitales, y con ello, infundirles motivación.

Joel participó en un concurso de talentos durante el 2016, el cuál ganó, y usó el dinero del premio para financiar las herramientas que su esposa, Lorrane, necesitaba para la carrera de odontología.

Tras siete años de sacrificios, el pasado 18 de octubre Joel logró graduarse con honores de la Facultad de Medicina.

"Conozco su historia. Sé todo lo que pasó para estar hoy aquí. Y lo reverenciaré en nombre de todos los aquí presentes para demostrarle que soñar no está prohibido. Lo felicito, doctor", dijo una de sus maestras durante la ceremonia de titulación.

Joel planea hacer su residencia en el 2022, y por lo pronto, cuidará a su pequeña de cinco meses, mientras su esposa busca ejercer en el mundo odontológico.

Compártenos