Crece la inversión para el transporte eléctrico privado

jueves, 10 diciembre 2020 - 02:14
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

A través de una Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión, el Ecuador aumentará el financiamiento disponible para inversión del sector privado en transporte eléctrico sostenible. El monto de este proyecto será de 43 millones de dólares y un primer crédito bajo esa línea es de 33 millones aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La línea de crédito tiene como objetivo reducir el consumo de combustibles fósiles y emisiones de Gases de Efecto Invernadero, mediante la promoción de inversiones en vehículos eléctricos.

Lea también: Los coches eléctricos acabarán con la era del petróleo

La primera operación estimulará el financiamiento de inversiones privadas en vehículos eléctricos y fomentará el reemplazo de vehículos de combustión interna. El proyecto ofrecerá recursos de carácter concesional para una Tecnología Limpia, así como recursos del BID que permitirán ofrecer al mercado ecuatoriano a créditos de largo plazo para a financiar la adquisición de vehículos eléctricos.

Otro factor que se incluirá en este proyecto es la vinculación de mujeres emprendedoras en el sector de taxis y estos créditos se proveerán a través de la Corporación Financiera Nacional (CFN).

La primera operación también servirá para financiar la entrega de certificados o bonos de chatarrización para los inversores carros eléctricos que además retiren sus vehículos de combustión interna.  La administración de los bonos de chatarrización será coordinada Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Por un lado, el programa abordará el problema del plazo y del coste del financiamiento, para adaptarlos a una amortización más larga y por otro lado, incentivará la retirada de los vehículos más contaminantes del mercado, fomentado el reemplazo del parque automotor.

El proyecto espera financiar aproximadamente 80 buses y 370 taxis en el país, los cuales proveerán un servicio de transporte público limpio. Además, viene acompañado de una cooperación técnica no reembolsable de cerca de 1 millón de dólares adicionales que servirán para la estructuración técnica, financiera y legal de los proyectos, en apoyo a entidades del Gobierno Nacional, Municipios y operadores de transporte.

El primer crédito del BID consta de un tramo del capital ordinario de 10 millones con un plazo de amortización de 25 años y un período de gracia de seis años. El financiamiento concesional del Fondo Fiduciario para una Tecnología Limpia por 33 millones de dólares tendrá un plazo de amortización de 40 años y un periodo de gracia de 10,5 años.

Más leídas
 
Lo más reciente