Putin, obligado a dejar el poder en 2024, prepara su futuro polìtico

jueves, 16 enero 2020 - 10:12
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El presidente ruso Vladimir Putin comenzó a preparar su futuro político al anunciar un nuevo gobierno y reformas constitucionales, coincidieron el jueves analistas, editorialistas y opositores, quienes recordaron que el actual marco legal le obliga a dejar el Kremlin en 2024.
 
- ¿Qué futuro para Putin? -
Putin dijo que decidió revisar el superpresidencialismo ruso, prometiendo reducir las prerrogativas del jefe de estado y aumentar las del Parlamento que designará al Primer Ministro. 
 
Los expertos dicen que quiere restringir los poderes presidenciales en coincidencia con su salida del Kremlin, mientras se prepara para un nuevo cargo. 
 
"Creo que Putin seguirá siendo la figura principal en Rusia, como lo ha sido durante 20 años", señala la experta rusa Maria Lipman. 
 
Algunos lo imaginan como el árbitro supremo, por encima de la refriega política con una posición a medida, como lo hizo Nursultan Nazarbayev en Kazajstán al convertirse en 2019 en una especie de padre de la Nación, dejando la presidencia a un allegado obediente. 
 
Putin podría, por ejemplo, mantenerse como jefe del Consejo de Estado --un cuerpo político reforzado por su reforma constitucional-- y además del poderoso Consejo de Seguridad. 
 
O también podría encarar algo completamente diferente.
 
"Vemos ciertas piezas del rompecabezas, hay algunas que no vemos y otras que nunca veremos. Pero hay un plan, y está en la mente de Putin", señala Lipman. 
 
- ¿Por qué ahora ? -
A pesar de una popularidad de alrededor del 70%, el presidente ruso sabe que la erosión amenaza su poder tras 20 años de ejercicio.
 
Estas son las principales propuestas de las enmiendas que el mandatario quiere introducir en la Constitución de 1993 y que tienen como fin otorgar mayores poderes al Parlamento al tiempo que mantienen el actual sistema presidencialista:
 
1.- Putin se muestra de acuerdo con limitar a dos los mandatos presidenciales. La Constitución vigente únicamente obliga al presidente a dejar el cargo tras ejercer dos mandatos consecutivos, pero no le impide regresar al Kremlin posteriormente.
 
Esa cláusula permitió a Putin presidir Rusia durante ocho años (2000-2008), ejercer el puesto de primer ministro durante los siguientes cuatro y regresar al Kremlin al ganar las elecciones en marzo de 2012.
 
2.- El mandatario quiere que a partir de ahora la Duma del Estado o Cámara Baja del Parlamento vote la candidatura del primer ministro, cuando hasta ahora se limitaba a dar el visto bueno. Lo mismo ocurrirá con los viceministros y el resto de miembros del Ejecutivo.
 
3.- Sólo podrán postular como candidatos a la Presidencia aquellos rusos que hayan vivido en este país durante los últimos 25 años -hasta ahora eran 10- y carezcan de ciudadanía extranjera o permiso de residencia en otro país, tanto en el momento de la votación como antes.
 
Ello inhabilita a un buen número de aspirantes que se han ido de Rusia en los últimos años o pasado una estancia en el extranjero.
 
Con la reforma de la Constitución que plantea Putin, el Parlamento podrá nombrar al primer ministro y al gabinete. Esto facilitaría un nuevo escenario con Putin dirigiendo el país como primer ministro, pues el jefe del Kremlin no podría rechazar ninguna candidatura. 

Tags:
Más leídas
 
Lo más reciente