España aplica proyecto para laborar solo cuatro días

miércoles, 28 abril 2021 - 05:57
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

 

España se encuentra analizando la posibilidad de reducir la jornada laboral a cuatro días. No es el primer país que se atreve a probar el innovador modelo, que se estudia desde hace varios años por especialistas en economía. Grandes compañías han estado haciendo pruebas para ver si este nuevo paradigma se adapta a las necesidades de la sociedad actual.

La propuesta es realizada por el partido de izquierdas ‘Más País’, con el objetivo de probar qué sucede en la productividad cuando se trabaja menos horas de lo habitual. Esta medida rebajaría a 32 horas el tiempo de trabajo por semana, sin que haya un recorte salarial.

"El hecho de que esta idea se desarrolle como un experimento piloto ya es algo positivo en sí mismo. Ese es el estándar de oro para evaluar el acierto de las políticas públicas", explicó Carlos Victoria, economista e investigador en el centro de Políticas Económicas de ESADE.

La teoría dice que trabajar 32 horas en vez de 40 resultaría en una reducción de la producción, simplemente por el hecho de trabajar menos. Sin embargo, experiencias pasadas revelaron que, tras un periodo de transición, el bienestar de los trabajadores aumentó y se desencadenaron muchos efectos positivos.

"Lo que está pasando en empresas que ya han probado a reducir la jornada laboral es que se convierte en un mecanismo de captación de talento. Los trabajadores prefieren ir a las empresas con mejores condiciones", explicó el coordinador del proyecto en Más País, Héctor Tejero.

Tejero indicó que los resultados mostraron que, en el primer mes, comparando un año con otro, el ausentismo injustificado cayó un 30% en la empresa DELSOL.

"Hay mayor implicación con la empresa y los trabajadores, digamos, rinden más porque están más descansados. Son más creativos y, además, lo que están viendo es que tienen menos rotación. Se va menos gente", añadió.

Actualmente los ciudadanos buscan tener más tiempo para estar con su familia y una mejora en las condiciones laborales con respecto a la salud mental, especialmente después de un año de pandemia.

La teoría dice que trabajar 32 horas en vez de 40 reduciría la producción, pero se ha demostrado lo contrario. Foto: Pixabay.

DESAFÍOS
Carlos Victoria, economista del ESADE, afirmó que sin duda el proyecto se encontrará con muchos desafíos, fundamentalmente dos: si los efectos son significativos y si se pueden generalizar estas medidas a todo el conjunto de la economía.

Para el profesional, que aumente la productividad en una empresa no significa que esto vaya a provocar una “revolución de las relaciones laborales”.

"Este experimento es modesto y también tenemos que tener en cuenta que en algunos sectores será más complicado implantar que en otros. Ahí no hay, por definición, capacidad de hacer el mismo trabajo en menos tiempo", dijo el economista.

Sin embargo, existe otra empresa en España que está aplicando el nuevo modelo. Los resultados contradicen todo lo que se piensa sobre el sector de servicios, que es uno de los mayores en el país europeo y uno de los que más aporta a la economía.

CASO LA FRANCACHELA
Los restaurantes de La Francachela consiguieron reducir su jornada laboral a 4 días, sin reducir el suelo, ha dado resultados sorprendentes. Tras varios meses con este sistema, la productividad ha aumentado.

Ahora solo tienen dos restaurantes por la pandemia, pero hay un tercero listo para ponerse operativo. Cada uno tiene 60 trabajadores en la plantilla.

La cofundadora de los restaurantes La Francachela, María Álvarez, explicó que con el confinamiento se vieron en una situación muy desesperada porque las dos socias son madres de dos niños pequeños y no querían que los trabajadores se desvincularan de su familia cuando los restaurantes volvieran a abrir.

Por lo tanto, redujeron las horas para permitir que todos pudieran equilibrar trabajo y familia.

"También queríamos que todo lo aprendido con el covid-19 sirviera como palanca para producir una transformación del negocio que nos permitiera afrontar lo que iba a venir después con más agilidad" indicó.

Álvarez dijo que implementó todas las medidas que pidió el gobierno para permitir la apertura del negocio, pero también para proteger del coronavirus a los mismos trabajadores y clientes.
"Había un montón de cosas que cambiaban del servicio y lo que necesitábamos era replantear la empresa entera".

Ante este desafío, se le ocurrió dividir la plantilla en grupos que tengan el mínimo contacto entre ellos, por lo que definir solo 4 días laborales les permitiría hacer turnos continuos que no se tocaban. Además, “nos permitía era ser más ágiles en el servicio", contó.

La empresaria también inició un grupo de WhatsApp para los clientes. Así, ágilmente atienden a más personas y facturan más.

"Ya no tenemos camareros que esperan. El cliente pide por WhatsApp desde la mesa y es entonces cuando el camarero sale. Nos hemos quitado de en medio todas esas horas improductivas del personal, que era un montón".

También reformaron la carta para que no haya platos que requieran mucha mano de obra y compraron maquinaria nueva para la cocina, además de mejorar los procesos internos.

La empresa ha mantenido su plantilla trabajando 4 días. Foto: La Francachela.

EL FUTURO DEL PROYECTO
De acuerdo al sitio MSN, en los próximos meses se irán dando a conocer las fases del proyecto laboral de 4 días. Por el momento se encuentran esperando que el gobierno de Pedro Sánchez desembolse 59 millones de dólares para el experimento.

"Lo que hemos acordado es hacer un proyecto piloto de 50 millones de euros que debería llegar a unas entre 200 y 400 empresas para que, a cambio de unas ayudas financieras, reduzcan la jornada de los trabajadores sin pérdida de salario", explicó Tejero.

Tejero dice que han recibido propuestas sin siquiera publicitar el proyecto y que el interés despertado no es pequeño.

Más leídas
 
Lo más reciente