Publicidad
Ecuador, julio 25 de 2014
Online
Revista
Pais BLOGS / COMENTARIOS

Ecuador, país de FE

Por: Peter Bjerre Mosquera

Ecuador es sin duda un país de FE, vemos los domingos las iglesias a reventar, católicos comprometidos ejercitando el tercer sacramento, feligreses convencidos de sus creencias, que muestran emocionados su devoción en actos públicos multitudinarios en calles y plazas. La procesión del Cristo del Consuelo es un ejemplo clásico que cada año convoca a cientos de miles de personas, que acompañan la imagen de Jesús crucificado con cánticos y plegarias, agradeciendo por bendiciones recibidas o practicando actos de penitencia personal, lo mismo sucede en otras ciudades a lo largo y ancho del Ecuador, como la procesión de Jesús del Gran Poder en Quito, en fechas de especial conmemoración y recogimiento. La consagración al Sagrado Corazón de Jesús en 1874, el apoteósico recibimiento al Papa Juan Pablo II en su visita al Ecuador en 1985 y otras permanentes demostraciones de religiosidad dan clara muestra de la FE del Ecuador.

Otra forma que tenemos los ecuatorianos de demostrar que somos un país de FE, es la expuesta creencia de que alguien más va a resolver nuestros problemas:

En el ámbito social, creemos que ya vendrá un político dispuesto y preparado, sin ganas de incrementar su cuenta bancaria, a transformar el país, a proponer y ejecutar cambios de raíz que den un vuelco vertiginoso a las penurias diarias, una suerte de profeta milagroso que levante al Lázaro que todos tenemos dentro. Esta FE ciega en la llegada del salvador imaginario que sigue retrasando su arribo, hace que cada vez nos involucremos menos en la construcción de una sociedad productiva.

En el ámbito familiar, el hecho de que los padres seamos los únicos profesores sin previa instrucción, no nos excluye de ser el primer destino de la mirada de nuestros hijos, somos su ejemplo de vida y comportamiento, les enseñamos todos los días, aun sin estar conscientes, como crecer, vivir y desenvolverse, sin embargo, tenemos la FE de que esas cosas se aprenden en el colegio y que los maestros son los capacitados para tanto esfuerzo, sacrificio y dedicación.

En el análisis específico del padre, cabeza del hogar, modelo de trabajo y esfuerzo, hay mucho por hacer en el Ecuador, los casos de violencia intrafamiliar son cada vez más frecuentes. La historia del aguerrido trabajador que se gastó una importante tajada de sus ingresos en la cantina del barrio y luego fue a demostrar sus habilidades púgiles con su esposa e hijos, es cuento de todos los días. Así como el faraón frustrado que quiso formar un harem, dejando descendencia en distintas latitudes.

Como dijo Kofi Annan, Ex Secretario General de las Naciones Unidas: "La violencia contra la mujer es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. No conoce límites geográficos, culturales o de riquezas. Mientras continúe, no podremos afirmar que hemos realmente avanzado hacia la igualdad, el desarrollo y la paz."

No solo tenemos que trabajar con denodada determinación en la preparación y educación en valores de la juventud, sino también a nivel de los padres, quienes somos los que forjamos de manera directa, el destino de nuestros hijos.

El Ecuador definitivamente es un país de FE: Falta Educación.

 
Compartir
 
Pais COMENTARIOS

Nombre:
Email:
Comentario:

Máximo de caracteres 500    
Código:
Nota: No publicaremos comentarios ofensivos e insultantes.
Los comentarios emitidos reflejan el criterio de nuestros lectores, de ninguna manera pueden ser considerados como la opinión de Revista Vistazo.
Publicidad
Encuesta

¿Qué novela de Gabriel García Márquez la ha leído más veces?

'Cien años de soledad'
'Crónica de una muerte anunciada'
'El coronel no tiene quien le escriba'
'El otoño del patriarca'
'El amor en los tiempos del cólera'
'El general en su laberinto'

Esta no es una encuesta científica.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
VistazoQuiénes somos | Suscripciones | Publicidad
Todos los derechos reservados © 2014 Vistazo.com