Descubren el uso de fungicida para evitar cáncer de hígado | Vistazo

Descubren el uso de fungicida para evitar cáncer de hígado

Vida moderna

Descubren el uso de fungicida para evitar cáncer de hígado

EFE Jueves, 19 de Abril de 2018 - 15:21
Un equipo de investigadores chinos ha descubierto un nuevo mecanismo que provoca que los enfermos de hígado graso no-alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) desarrollen cáncer de hígado, y propone el uso de un medicamento fungicida para prevenirlo y tratarlo, publicó hoy la agencia Xinhua.
 
Los resultados de la investigación, liderada por el científico y profesor de oncología Yu Jun de la Universidad de Hong Kong, fueron publicados el miércoles en la revista científica norteamericana "Science Translational Medicine".
 
Según los expertos, el medicamento fungicida Terbinafine, que ha sido aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU, "puede servir como nueva estrategia terapéutica en la prevención y tratamiento de cáncer de hígado en pacientes de NAFLD", una afección que padece entre el 30 y 40 % de la población adulta en el mundo.
 
Las autoridades sanitarias conocen que el NAFLD, prevalente sobre todo en la población con obesidad, es un factor de riesgo para el desarrollo de carcinoma hepatocelular, una forma de cáncer de hígado, pero el proceso molecular por el que éste se desarrolla sigue sin estar claro.
 
El equipo de Yu analizó el ARN (ácido ribonucleico) de muestras de tejido de hígado graso no-alcohólico y carcinoma hepatocelular así como de tejido adyacente sano de los pacientes, lo que les permitió observar que había una sobreabundancia del gen SQLE en el tejido canceroso.
 
Los investigadores constataron también que los ratones con genes SQLE hiperactivos desarrollaban tumores con más frecuencia y que la terbinafina -medicamento utilizado habitualmente en el tratamiento de hongos, sobre todo en pies y uñas- "reducía significativamente el tamaño de los tumores".
 
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2015, ese año fallecieron de cáncer 8,8 millones de personas en el mundo, de los que 788.000 sufren tumores de hígado, los más letales detrás de los del aparato respiratorio (tráquea, bronquio y pulmón).