Qué no deberías comer antes de tener relaciones íntimas y por qué | Vistazo

Qué no deberías comer antes de tener relaciones íntimas y por qué

Vida moderna

Qué no deberías comer antes de tener relaciones íntimas y por qué

Sábado, 01 de Octubre de 2016 - 20:20
Cuando existen en el mundo tantos alimentos deliciosos que nos hacen sentir hinchados, es difícil sentirse cómodos comiendo y disfrutando de la vida con alguien con quien tendrá relaciones íntimas. El médico de familia y profesor de la Universidad de Michigan, William Chey, nos da las claves sobre qué alimentos no deberíamos comer para evitar problemas digestivos.
 
Menús de desayuno
 
Las salchichas y el tocino tienen mucha grasa y los desayunos con carne producen acidez y malestar gastrointestinal. En su lugar, los huevos revueltos (o mejor, las claras de huevo), nos dan las proteínas sin grasas innecesarias.
 
Espresso
 
Dependiendo de cómo habitualmente lo tome y de cómo su cuerpo procese la cafeína, el café fuerte puede aumentar tus nervios y desencadenar diarrea. En su lugar, recomendamos el té, con menos cafeína que el café.
 
Carne
 
Una pieza grande de carne podría desencadenar malos olores después de la cita, según el doctor. "Los gases asociados con la carne roja son más olorosos debido a las sustancias químicas que el alimento produce en el colon", explica. Esto es porque cuando tomas un exceso de proteína, este va directo al colon para fermentar. En su lugar: pescado o pollo (son menos densos y más fáciles de digerir).
 
Brócoli/ Coliflor 
 
Son las verduras que más helio producen y, por tanto, más gaseosas. En su lugar, opte por la lechuga, el pepino, los tomates, pimientos y champiñones.
 
Col
 
Si bien la col es un alimento muy sabroso, cuando llega al intestino su fermentación provoca gases. Su aderezo a base de mayonesa no hace más que empeorar las cosas. En su lugar, recomendamos comer una ensalada verde con un poco de aceite y vinagre.
 
Papas fritas
 
Las patatas son relativamente fáciles de digerir pero el aceite con el que se fríen es el que trae problemas. Esto es porque la grasa se toma su tiempo en desaparecer del estómago, haciéndonos sentir incómodos durante demasiado tiempo.
 
Nachos con queso
 
En este contexto de digestión, el maíz utilizado para hacer nachos es relativamente inofensivo. El problema radica en que están untados con alubias que contienen unos azúcares muy difíciles de digerir llamados galactanos, productores de gases. También se aderezan con carne, que provoca indigestión, mucha salsa de queso que hincha, guacamole y salsa hecha de cebolla y ajo (dos alimentos que causan gases). En conclusión: la receta perfecta para el desastre digestivo. En cambio, si los tomas sin nada, ya que el maíz no es fermentable, la parte del maíz que no digieras pasará directamente por tu organismo sin dar gases.
 
 
Margarita
 
Ya sea preparada natural o con la mezcla de margarita, está llena de azúcar, muy difícil de digerir. Lo mismo ocurre con cualquier otra bebida a base de mezclas o muy dulces a base de zumo de frutas. En cambio, si bebe shots de tequila o vino, evitará estos azúcares adicionales.
 
Pizza
 
La pasta de la pizza está hecha de trigo, un ingrediente muy proclive a provocar gases e hinchazón. El queso tampoco ayuda, sobre todo si tiene intolerancia. Y si encima, la pizza está llena de grasa pegajosa e innecesaria, todo esto no te hará sentir mejor. En su lugar, opta por la pasta (se digiere más fácilmente) con salsa de tomate y no comas el queso.