Bambú y teca, tesoros para decorar | Vistazo

Bambú y teca, tesoros para decorar

Tendencias

Bambú y teca, tesoros para decorar

Cecibel Serrano | [email protected] Jueves, 05 de Mayo de 2016 - 10:59

Ecuador posee plantaciones de teca y bambú muy atractivas para países importadores como India. La resistencia y belleza natural de estos materiales otorga un estilo eco-chic, sin dejar de lado la elegancia única de sus colores.

En marzo de 2015, Elora Hardy, diseñadora sustentable, expuso ante el mundo sus mejores obras arquitectónicas y decorativas hechas a base de bambú. La plataforma de ideas TED (evento donde los intelectuales y emprendedores más importantes del mundo comparten sobre el tema que más les apasiona) fue el escenario para conocer cómo una planta silvestre como el bambú puede ser utilizada en edificios, puentes, casas, pisos revestidos, techos y hasta en puertas redondas.

Elora Hardy ha participado en la creación de grandes casas de moda en Nueva York. Sin embargo un gran proyecto sostenible a base de bambú la motivó a dejar Estados Unidos para regresar a Bali, Indonesia, donde vive su padre John Hardy, cofundador de La Escuela Verde en Bali (The Green School in Bali). Hoy esta escuela construida con bambú, junto a su modelo educativo, y otras edificaciones a base de este material se han convertido en una de las obras sostenibles más trascendentales.

 

Alrededor del mundo hay cerca de 1.500 especies de bambú que crecen en climas cálidos, tropicales, laderas de montañas y hasta en tierras no tan prodigiosas. En Ecuador existen más de 1.500 hectáreas de Bambú Gigante, Endrocalamus Asper, en el noroccidente de Pichincha.

Desde la antigüedad el bambú se lo ha utilizado para construir puentes y balsas, y muchas veces este material era empleado en aldeas e islas de bajos recursos. Pero hoy en día el bambú es el protagonista en la elaboración de muebles, accesorios y hasta en suntuosas obras de arte.


La arquitecta Daniela Loaiza de Ojeda, con 12 años de trayectoria en construcción con bambú, explica que este material es liviano y tiene una fácil manipulación, almacenamiento y transporte, debido a su forma circular. “Las características fuertes y elásticas del bambú también lo convierten en un material antisísmico”.


Natural en cualquier ambiente. Estados Unidos
y Chile se han convertido en los principales
destinos de exportación de bambú.

Si desea dar un toque “eco-chic” (estilo decorativo que combina lo medioambiental con la elegancia) a su vivienda puede combinar este material con madera, metal y piedras naturales. Daniela Loaiza comenta que se pueden aplicar distintos tipos de bambú en interiores y exteriores.

Según su gusto, puede decorar con bambú secos, de colores crema, amarillo o con bambúes vivos de tono verde intenso. Por lo general los más pequeños son ideales para adornar rincones y espacios específicos, mientras que las cañas de bambú grandes se acostumbra a colocarlas fuera del hogar.

En patios o áreas de recreación se puede fusionar la guadua con elementos flexibles como telas, lonas y poliéster. Para piezas de bambú que se encuentran expuestas al ambiente es importante realizar un mantenimiento dos veces al año con barniz de larga durabilidad.

EL BAMBÚ EN CIFRAS

Según registros del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones, Pro Ecuador, en 2015 el bambú preservado (tratamiento aplicado para dar vida más larga al bambú) se exportó por un valor de 106 mil dólares (valor FOB), equivalentes a 84,52 toneladas. Pro Ecuador explica que en productos elaborados de bambú no se ha logrado concretar las exportaciones sostenidas, sin embargo su comercialización se ha generado en pisos y tableros.

Madel es una empresa que empezó con la fabricación de productos de Bambú desde el año 2011. Ellos aprovecharon 1.500 hectáreas de bambú Dendrocalamus asper, que habían sembrado en la provincia de Pichincha, aunque en otras ocasiones también se abastecen de otras empresas.

Su planta de producción se encuentra en Calderón, al norte de Quito y con este material elaboran pérgolas, pisos, puertas y decks (terraza de madera). Vicente Ríos, gerente general de Madel, observa positivamente la inversión realizada en este negocio pues “las posibilidades de crecimiento dentro y fuera del país todavía son grandes”.

TECA, MADERA DE ALTO NIVEL

La teca, más conocida como “la madera dura tropical”, se ha transformado en uno de los materiales preferidos por su estética, larga durabilidad y resistencia a plagas y humedad. Además tiene alta demanda en el mercado de lujo.

En Europa se utiliza la teca (tectona grandis) en la construcción de cubiertas e interiores de barcos lujosos por su elegancia y resistencia a la sal. En Asia se la emplea en pisos y en los muebles tallados más finos. Mientras que en América se la observa en acabados decorativos, ebanistería y carpintería.


Una de las ventajas de adquirir muebles y accesorios
de teca es su larga duración y resistencia.

Como objeto de decoración, las bancas de teca son muy útiles para exteriores y le dan un estilo diferente al jardín. Esta madera proporciona larga duración, tanto así que los muebles o accesorios realizados con ella suelen convertirse en reliquias familiares y pasar de generación en generación.

Si de pisos se trata, la gran ventaja de aplicar uno de teca es su integración con cualquier tipo de decoración. Lo importante es asegurarse de que la madera sea tratada con un conservante para que dure más tiempo en cualquier clima.

La mayoría de plantaciones de teca en Ecuador se encuentran en las provincias de Guayas, Los Ríos, Manabí y Esmeraldas. Las zonas entre Balzar y El Empalme albergan un número importante de plantaciones.


Los muebles de teca son utilizados en exteriores por
su resistencia a las altas temperaturas e insectos.

Hay una diferencia entre los bosques de teca natural y las plantaciones de teca. Los bosques de teca natural se producen en solo cuatro países en el mundo: India, Laos, Myanmar y Tailandia. Por otro lado, desde la década de los ochenta, la teca trajo inversiones del sector privado para plantaciones en aproximadamente 70 países de Asia tropical, África, América Latina y Oceanía.

Pro Ecuador, indica que el principal mercado de exportación es India y alcanza un rubro del 95%, aunque también hay otros mercados como China y Vietnam.

En 2015 las exportaciones de teca sumaron 23,9 millones de dólares, lo que significó una disminución del 33 por ciento, en comparación con 2014. Xavier Elizalde, director ejecutivo de Asoteca, explica que esta desaceleración responde a una contracción de la demanda de India. Además “hay que tomar en cuenta que las ofertas de teca de Panamá y Brasil también cuentan con incentivos a la exportación forestal”.

En cuanto a la producción local de muebles y otros elementos de esta madera, la empresa Tekalari posee plantaciones de árboles de teca de entre 20 y 30 años. Se encargan del diseño y elaboración de pérgolas, decks y muebles, aunque también los fabrican bajo pedidos exclusivos.

Debido a su procedencia es muy común ver mobiliario de teca de estilo oriental, especialmente en interiores. Mientras que en exteriores hay un mayor auge por la decoración de espacios de confort en casas de playa o valle, para dichos lugares una silla de teca es muy buena opción.

La gran ventaja de las sillas de teca ubicadas en exteriores es que sobreviven a las altas temperaturas, insectos, hongos y termitas. En los muebles de jardines modernos se utilizan paneles de madera rectos y simétricos creando formas de rejas. Para su mantenimiento se recomienda limpiarlos con aceite para teca, así conservarán su brillo y color natural.

Pro Ecuador en su informe manifiesta que actualmente la teca no se exporta con mayor valor agregado, por eso es importante diversificar este mercado. Por lo tanto el dinamismo del negocio incipiente dependerá de la inversión que se realice y de la apuesta por crear diseños que atraigan a los principales importadores y a otros mercados, al igual que los incentivos del Gobierno.

Karen Olsen, gerente general de Tekalari afirma que “en el país hay un mercado cada vez más grande que aprecia el buen diseño y la textura única de la teca. Además se está creando conciencia de que esta madera no venga de bosques primarios sino de plantaciones”. Como conclusión en su exposición en TED la diseñadora Elora Hardy exalta las múltiples bondades del bambú, “se puede crear belleza, confort, seguridad e incluso algo lujoso con un material que volverá a crecer”. Cualidades que también se replican a otros materiales sostenibles como la teca.


Encuentre otros temas relacionados en el suplemento
especial Construción & Diseño 2016.