Más que realidad | Vistazo

Más que realidad

Tecnología

Más que realidad

Luis Medina | [email protected] Viernes, 05 de Agosto de 2016 - 11:11

Con información virtual que se superpone sobre el mundo real, las tecnologías de realidad aumentada muestran más allá de lo evidente.

Cuando mira una calle cualquiera en una ciudad, ¿qué ve? Posiblemente edificios, tiendas, semáforos, autos y un sinnúmero de piezas cotidianas del paisaje urbano. Ahora imagine que, además de estos elementos, pudiera ver una capa virtual de información sobre ellos. Frente a un edificio, por ejemplo, encontraría una burbuja de texto indicándole la dirección exacta y el nombre del inmueble. Frente a una tienda, una burbuja parecida le revelaría los horarios de atención al público. Agregar estos detalles al mundo real es posible en la actualidad gracias a la realidad aumentada (AR, por sus siglas en inglés).

Esta tecnología es capaz de transformar la forma en que vemos el mundo, “ayudándonos a enriquecer nuestra percepción”, indica un informe de la Fundación Telefónica de España. La realidad física es entendida a través de la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto. La realidad aumentada, explica el documento, potencia esos cinco sentidos con una nueva lente, gracias a la cual la información del mundo real se complementa con la del digital. La AR agrupa sistemas que permiten la superposición, en tiempo real, de imágenes, marcadores o información generada virtualmente sobre imágenes del mundo que nos rodea.


Un sistema de realidad aumentada permitiría,
por ejemplo, que al ver una taza de café a través
de una tableta veamos también información
como los datos nutricionales de la bebida.

 

La realidad aumentada ha ganado especial popularidad en julio con el lanzamiento de Pokémon Go, uno de los juegos para dispositivos móviles más esperados del año. En esta encarnación de la franquicia de Nintendo, los jugadores –es decir, quienes se descarguen la aplicación gratis en sus smartphones o tablets– podrán capturar a las criaturas domesticables Pokémon directamente del mundo real.

El juego consiste, según su web oficial, en salir a la calle y mirar el paisaje a través de la pantalla del celular para buscar Pokémon y atraparlos. La exploración, argumentan los desarrolladores, es la base de la propuesta, que usa realidad aumentada para poner a las criaturas digitales en locaciones del mundo real. Con Pokémon Go, en teoría, si mira a través de su celular el río Guayas podría encontrarse con un Pokémon acuático.

Pero en la AR tiene presencia más allá de los juegos. Un reportaje del diario inglés The Guardian estima que para que pueda volverse masiva, necesita moverse más allá del contexto de los juegos y conquistar otros territorios. Como parte de esa tarea, revela la información, la realidad aumentada intenta ganarse lugar en áreas como el turismo, el marketing o la educación. El análisis de Telefónica agrega, además, que también se está empleando en sectores como las redes sociales, la medicina y los servicios públicos.

Servicios como la guía de información turística online TripAdvisor ha experimentado con esta tecnología. La compañía agregó a su aplicación de iPad una función que permite a sus usuarios mirar información relevante sobre los vecindarios que estén visitando o pretendan visitar en sus viajes. El sistema hace que, sobre las imágenes que muestran los mapas callejeros de Google, aparezcan también opiniones subida por otros viajeros con respecto a los restaurantes, hoteles o tiendas del vecindario. De manera parecida, la red de recomendaciones Yelp ofrece la función “Monóculo” en su aplicativo móvil. Este mecanismo permite alzar el dispositivo y ver la calle donde está el usuario –como si estuviera usando la cámara– pero sobre cada comercio aparece un rating de estrellas (de uno a cinco) que califica la calidad del lugar, según opiniones de personas que lo han visitado.

En el campo de la educación, la AR se manifiesta a través de aplicaciones como SkyMap. Esta herramienta revela información sobre el cielo: al alzar el dispositivo y apuntar la cámara hacia las nubes, el sistema localiza y describe exactamente lo que se está mirando más allá de lo evidente, sean estrellas, planetas o constelaciones las que se encuentren en la dirección que apuna la cámara. En el área de la enseñanza también se encuentra iSkull, de la empresa española Mehei, que permite ver una proyección de un cráneo para analizar sus huesos como si el estudiante estuviera sosteniendo uno real sobre sus manos.