Expresidente Correa comparece a la Fiscalía por Petrochina | Vistazo

Expresidente Correa comparece a la Fiscalía por Petrochina

País

Expresidente Correa comparece a la Fiscalía por Petrochina

Redacción Lunes, 05 de Febrero de 2018 - 10:49
El expresidente de la República, Rafael Correa, acudió este 5 de febrero del 2018 a la Fiscalía para rendir su versión sobre el caso Petrochina. Se trata de una investigación que se encuentra en la etapa de indagación previa por un posible perjuicio al Estado respecto a la venta anticipada de petróleo a China durante su administración. 
 
La diligencia estaba prevista a las 10H00 en las oficinas de la Fiscalia en Guayaquil y será receptada por el el Fiscal Fabian Salazar. Posteriormente, el Fiscal Wilson Toainga receptará la versión del exmandatario sobre sus declaraciones en el caso San Lorenzo. 
 
La semana pasada, Correa dijo, durante una entrevista radial, que "altas instancias del Gobierno" le dieron información sobre este atentado terrorista que ocurrió el pasado sábado 27 de enero del 2018 en la provincia de Esmeraldas. El expresidente sostuvo que sabía los nombres de las personas que habían colocado el coche bomba. 
 
El activista político y denunciante del caso Petrochina, Fernando Villavicencio, no pudo acudir a la diligencia debido a las medidas cautelares en su contra, que impiden su movilización de Quito a Guayaquil; en su lugar el abogado Hernán Ulloa, fue designado para representarlo en la diligencia. "A las 8am de hoy presentamos a la Fiscalía en Quito las preguntas a Rafael Correa en el caso Petrochina. También he autorizado a Hernan Ulloa para que en representación mía formule las preguntas en Guayaquil. Reitero mi pedido de arraigo para Correa", manifesto Villavicencio.
 
Sin embargo, la Fiscalía impidió el ingreso de Ulloa al lugar, por no constar en una lista de autorizados. 60 preguntas formuladas por el denunciante, fueron entregadas a la Fiscalía.
 

 
Según Villavicencio, en los contratos de Ecuador con Petrochina, la intermediación petrolera ha causado un perjuicio al Estado por más de $2.200 millones.