Fiscalía brasileña pide prisión contra delatores de Temer | Vistazo

Fiscalía brasileña pide prisión contra delatores de Temer

Mundo

Fiscalía brasileña pide prisión contra delatores de Temer

AFP Sábado, 09 de Septiembre de 2017 - 08:59
El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió el 8 de septiembre al Supremo Tribunal Federal decretar la prisión del empresario Joesley Batista, cuyo acuerdo de colaboración con la justicia dio pie a la acusación por corrupción pasiva contra el presidente Michel Temer, informó la prensa local.
 
Según el portal judicial Jota, Janot también pidió la prisión del delator Ricardo Saud, exejecutivo de la empresa de Batista, JBS; así como al exfiscal Marcelo Miller que ahora trabaja en la firma de abogados que representaba al holding J&F, del cual forma parte JBS, y que suscribió un acuerdo de lenidad con la justicia brasileña.
 
La corte suprema de Brasil debe pronunciarse sobre los pedidos que están bajo secreto de sumario, acotó Jota.
 
Las solicitudes surgen cuatro días después de que Janot ordenase investigar si los delatores omitieron informaciones durante la negociación del acuerdo que permitió a Batista y a Saud quedar en libertad a pesar de su participación en esquemas de corrupción y compra de beneficios, a cambio de información sobre los mismos. 
 
Además de las informaciones, el holding J&F fue obligado al pago de una multa récord de más de 3.000 millones de dólares. 
 
La revisión del acuerdo fue ordenada por Janot tras recibir grabaciones en las que se escuchan polémicas afirmaciones de Batista y Saud que comprometerían la transparencia del acuerdo. 
 
Janot denunció a Temer en junio por "corrupción pasiva", en base a una conversación grabada por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en la que el mandatario parecía consentir el pago de un soborno a un diputado preso para comprar su silencio.
 
La Cámara de Diputados rechazó sin embargo en agosto encaminar el caso a la corte suprema.
 
Janot, que finaliza su periodo de cuatro años como fiscal general el próximo 17 de septiembre, tuvo una gestión caracterizada por haber denunciado a importantes figuras políticas.
 
En los últimos cinco días acusó por diversos cargos al expresidente de la República Luiz Inácio Lula da Silva, a su sucesora Dilma Rousseff, así como a varios dirigentes del Partido de los Trabajadores -en el que ambos militan-, y a la cúpula en el Senado del PMDB, fuerza política de Temer.