Fiscal acusa a Temer de liderar esquema de corrupción | Vistazo

Fiscal acusa a Temer de liderar esquema de corrupción

Mundo

Fiscal acusa a Temer de liderar esquema de corrupción

AFP Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - 19:47
El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, acusó el jueves al presidente Michel Temer de ser "líder" de un esquema "criminal" de corrupción, en el último acto de su gestión marcada por la Operación Lava Jato, que dinamitó a la clase política y empresarial del país.
 
Janot acusó igualmente al mandatario conservador de "obstrucción a la justicia", por presuntas tentativas de evitar que un operador monetario firmase un acuerdo de delación premiada.
 
Entre los acusados hay otros seis importantes dirigentes del partido de Temer, el PMDB (conservador), incluyendo dos ministros de primer plano, Eliseu Padilha (jefe de gobierno) y Moreira Franco (secretario general de la Presidencia, a cargo del programa de privatizaciones).
 
La Presidencia no tardó en replicar, en un nuevo episodio de la guerra entre poderes que en los últimos años puso a prueba a la democracia brasileña.
 
"El fiscal general de la República prosigue su marcha irresponsable para encubrir sus propias fallas" con una denuncia "llena de absurdos", afirmó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia en un comunicado.
 
Temer se convirtió en junio en el primer presidente brasileño en ejercicio en ser acusado de un crimen común, cuando Janot lo denunció por "corrupción pasiva", como presunto beneficiario de un soborno de 500.000 reales (unos 150.000 dólares) del gigante de la carne JBS. El entonces diputado Rodrigo Rocha Loures, uno de sus principales hombres de confianza, fue filmado llevando el dinero en una maleta. 
 
Pero la Cámara de Diputados, donde Temer tiene una confortable mayoría, rechazó encaminar el pedido de inculpación a la corte suprema, única habilitada para juzgar a un mandatario.
 
El presidente, con apenas un 5% de aprobación popular, atribuye las acusaciones a tentativas de comprometer la incipiente recuperación de la mayor economía latinoamericana, después de dos años de recesión. Su programa de ajustes le ha valido hasta ahora el respaldo de los mercados.
 
"El presidente tiene la certeza de que, al final de este proceso, prevalecerá la verdad (...). El gobierno podrá entonces dedicarse aún más a enfrentar los problemas reales de Brasil", afirma el comunicado de la Presidencia.