Gasto ineficiente | Vistazo

Gasto ineficiente

Opinión, Patricia Estupiñán

Patricia Estupiñán

Gasto ineficiente

Lunes, 25 de Junio de 2018 - 09:54
Durante la década pasada la inversión en educación superó los 35 mil millones de dólares. El expresidente Rafael Correa sostuvo que como educador esta era su prioridad y que “sabía lo que hacía”. Sin embargo, no siguió un sabio consejo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, agencia de la Unión Europea, que dice que en educación es más importante cómo se invierte antes que cuánto se invierte. “Un análisis de la inversión en educación y los resultados obtenidos hechos por el Fondo Monetario Internacional revela que Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Paraguay tienen una ineficiencia mayor que la media de la región”, de acuerdo a un reporte de junio de 2018 del Centro Interamerican Dialogue Center, una ONG en Washington.
 
En efecto, con la macro inversión efectuada deberíamos haber mejorado la calidad de la enseñanza. No obstante, cuando se comparan las cifras obtenidas en las pruebas TERCE por nuestros estudiantes con el resto de la región estamos dentro de los siete países que no alcanzan la media: 700 puntos sobre mil. Las pruebas TERCE miden las competencias básicas en tercer grado en comprensión de lectura, matemáticas y ciencias. Estar por debajo de la media, sostiene el estudio, significa que los estudiantes tienen por lo menos dos años y medio de retraso frente a alumnos de otros países.
 
En el ámbito local, tampoco ha ocurrido un salto cualitativo para la educación fiscal. En las primeras 200 posiciones de las pruebas SER Bachiller, que miden los conocimientos de los graduados de educación secundaria, apenas 12 son planteles fiscales, a pesar de que se inscribieron 1.910 frente a 1.105 privados. Tampoco está en la lista de esos primeros 200 planteles alguna de las 80 Escuelas del Milenio. A fines de este año conoceremos los resultados de las pruebas PISA, la más importante evaluación mundial a nivel secundario. Es la primera vez que el país opta por esas pruebas, que serán un verdadero reflejo de nuestras capacidades.
 
La Comisión para la Calidad de la Educación para Todos del Fondo Monetario Internacional (2016) señala que en general la ineficiencia de los países está vinculada al personal y los salarios. En Ecuador también lo estuvo en las macro-estructuras como son las 80 escuelas del Milenio, cuyo costo promedio fue de cinco millones para cubrir las necesidades de un dos por ciento de la población estudiantil. Y en cuanto a los salarios y la capacitación de los maestros, la ideología primó sobre la selección, como tristemente se pudo comprobar en la investigación de la Comisión AMPETRA del Congreso sobre el abuso sexual escolar.
 
Ahí se determinó que el abuso fue ignorado porque se ubicó en cargos directivos a afiliados a la red de Maestros, brazo político de Alianza PAIS sin que estuvieran calificados para estos. El gran desafío del actual régimen es precisamente superar las ineficiencias y el derroche.
 
La buena educación no depende de los edificios, sino de los maestros. Uruguay todavía tiene escuelas unidocentes, pero sus alumnos se ubican en los primeros lugares de los rankings y Colombia y Perú, no cuentan con escuelas del milenio, pero superan la media en las pruebas TERCE