Una tendencia que avanza lento | Vistazo

Una tendencia que avanza lento

Enfoque

Una tendencia que avanza lento

Redacción Vistazo Jueves, 05 de Octubre de 2017 - 16:50
Según la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA), en agosto de 2015 se vendió el primer vehículo eléctrico marca Nissan Leaf en el país, y para el siguiente año ya se habían vendido 84 unidades de este tipo. Las marcas que principalmente se han dado a conocer en esta categoría son Kia, Renault, BYD y Dayang.
 
Aunque según este gremio, la participación de los vehículos eléctricos en el mercado nacional, es apenas del 0,06 por ciento, poco a poco las empresas del ramo están trayendo unidades de países como Alemania, China, Corea del Sur, España y Estados Unidos para ser comercializados.
 
Uno de esos vehículos es el Twizy, un biplaza de la marca Renault, que se lo dio a conocer en septiembre de 2016 y se lo encuentra por un valor de 14.990 dólares. Hasta julio de este año se vendieron 40 unidades.
 
También están los vehículos de origen chino como el CHOK S2 mini SUV y CHOK H5 mini PICK UP, de la marca Dayang, traídos por Intercar, importador de maquinaria pesada y de autos eléctricos de gama media alta. Desde su introducción en julio de 2016 la compañía ha vendido 78 unidades y está próxima a incursionar en modelos de gama alta.
 
El mayor atractivo de los vehículos eléctricos, a decir de sus importadores, es su contribución ambiental, pues el motor de estos carros no emite CO2 y por ende, no contamina, además para su recarga operacional se usan recursos renovables no contaminantes como la hidroelectricidad.
 
Otra ventaja que encuentra Judith Solórzano Carreño, gerente general de Intercar, son los motores que ofrecen una eficiencia que ronda el 70 por ciento, mientras que los motores de combustión apenas llega al 20 o 25 por ciento y parte de la energía se pierde en forma de calor. “Comprar un auto eléctrico implica ‘cambiar el chip’ del usuario, en lugar de ir a una gasolinera cada cierto tiempo, la persona debe acostumbrarse a cargarlo todas las noches, como si fuera un smartphone”, dice Solórzano.
 
Desde el 2016 la marca Kia comercializa el Soul EV, que tiene una autonomía aproximada de 200 kilómetros (km), la estación de carga funciona con una conexión de 220 voltios (v), y su tiempo de carga es de cuatro horas.
 
Carga variable
 
El director de la AEA, Manuel Murtinho, asegura que en la actualidad hay ciertos inconvenientes operativos para los vehículos eléctricos, entre ellos, la deficiencia de lugares para abastecerse de electricidad en los diferentes rincones del país, una inversión que a su criterio se justificará cuando existan más vehículos de este tipo en el mercado.
 
Sin embargo, empresas como Intercar destacan que la carga de sus modelos se la puede hacer en cualquier tomacorriente de 110 o 220 voltios. Un caso similar es el Renault Twizy, cuya recarga se puede realizar en fuentes de 110 o 220 voltios, tomando 7 horas en el primer caso y 3,5 horas en el segundo.
 
Para la introducción de los nuevos modelos, la furgoneta Renault Kangoo y el carro compacto Renault Zoe, los representantes de la marca advierten que será necesario el apoyo del sector público para contar con electrolineras (de 220 y 440 voltios) que permitan brindar el servicio de recarga de manera masiva y pública.
 
Al momento no se cuenta con puntos específicos para el servicio de carga, pero algunas empresas que importan estos vehículos están gestando proyectos para instalar puntos de carga en las principales ciudades del país en lugares estratégicos.
 
Faltan incentivos
 
Pietro Pilo Pais de Ambacar Cía. Ltda., dice que si realmente se quiere dar un impulso a los vehículos eléctricos es necesario redefinir el tema arancelario e impositivo ya que al momento las condiciones son las mismas para eléctricos e híbridos, lo que genera una gran desventaja para los primeros. 
 
“La mayor dificultad ha sido la falta de definición de las reglas de juego a largo plazo para los vehículos eléctricos. Al momento, están en la misma categoría de los híbridos que usan un motor a gasolina principalmente. Es decir, ni los eléctricos ni los híbridos de precio menor a 35.000 dólares pagan arancel, IVA o ICE”, afirma.
 
CIFRA
 
0,06% es la participación de los vehículos eléctricos en el mercado nacional, pero la demanda está creciendo, según la Asociación Ecuatoriana Automotriz.