Arte y entretenimiento en Guayaquil | Vistazo

Arte y entretenimiento en Guayaquil

Enfoque

Arte y entretenimiento en Guayaquil

Vistazo Jueves, 19 de Julio de 2018 - 15:27
El centro y norte de la ciudad acogen espacios para disfrutar del arte en estas fiestas julianas. Además de ver una obra, los visitantes pueden disfrutar de una excelente gastronomía para completar su noche.
 
Guayaquil es un conjunto de encantos que reúne no solo a múltiples culturas, sino también tradiciones, gastronomía y a varias propuestas artísticas y de entretenimiento. En honor a ello, desde hace dos años, Fundación Malecón 2000 implementó un plan de reactivación del Malecón del Salado con la creación de lugares de distracción familiar, y su plan culminó con la inauguración de La Bota.
 
Este espacio inaugurado en junio del año anterior está ubicado en una plataforma de 6.000 metros cuadrados y se ha convertido en un referente cultural y artístico. Cuenta con cinco áreas: La Sala Microteatro Gye, dirigida por Jaime Tamariz; Sala Las Tablas, a cargo de Francisco Pinoargotti; Sala La Bota, cuya programación la coordina Fundación Malecón; y dos espacios llamados La explanada y La terraza La Bota.
 
Sala La Bota está equipada para todo tipo de exhibiciones y cuenta con módulos adaptables que se ajustan a la cantidad de personas y de actividad, con una capacidad máxima de 130 personas. La Sala Microteatro Gye tiene seis salas donde se presentan obras con una duración de 15 minutos a un costo de cinco dólares por obra.
 
El lugar cuenta con un sitio gastronómico y de exposición con capacidad para 20 personas por cada sala. En Las Tablas hay una programación variada con Night shows, cena shows, monólogos y shows infantiles, y tiene un espacio para piqueos y bebidas, con capacidad para 100 asistentes.
 
 
En La explanada y Terraza La Bota se realizan exposiciones y se disfruta de música en vivo y películas. María Luisa Barrios, vocera de Fundación Malecón 2000, indica que este sitio también ha brindado la oportunidad de realizar festivales interculturales, como la semana de la Cultura Argentina y el festival koreano Kpop Cover.
 
El centro de Guayaquil acoge a Espacio Muégano Teatro, cuya primera sede fue dentro del Laboratorio de Teatro Independiente del ITAE, en 2005.  Luego en 2014 estuvo cerca del Centro Cívico, al sur de la urbe, y hace dos meses abrió sus puertas en la zona rosa.
 
En México, la palabra Muégano, además de ser un dulce refiere a una forma coloquial para llamar a las personas que siempre andan en grupo, así lo explica Santiago Roldós, uno de los fundadores y actuales directores junto a Pilar Aranda. Espacio Muégano Teatro puede acoger a 100 espectadores en funciones de cine, tiene una pantalla gigante, y en funciones de teatro, danza o música recibe a 60 y 80 personas.
 
Para estas fiestas se exhibirán las funciones “El corazón de la cebolla”  y “La razón blindada” del grupo Malayerba de Quito, así como la segunda presentación del ensamble escénico “Culebra Casacabel”, dirigido por el músico experimental Manuel Larrea. Entre el jueves 26 y el domingo 29 de julio  se presentará el unipersonal de Bárbara Aranda “Acros de una versus”, un ensayo escénico sobre la adversidad.
 
Urdesa y Samborondón
 
Pop Up Teatro-Café, inaugurado en Urdesa en junio de 2016, brinda la oportunidad de ver micro obras de 15 minutos en pequeños espacios con una capacidad máxima de 35 personas. Su infraestructura se presta para recorrer el establecimiento, apreciar cinco obras de distintos géneros y actores, y luego conversar entre amigos o escuchar música en vivo mientras disfruta de alguna bebida.
 
También hay otra sede de Pop Up en Samborondón, inaugurada desde agosto del año anterior. Además de la presentación de obras teatrales, el lugar tiene espacio para exposiciones fotográficas, pinturas, esculturas y obras stand up.
 
Las carteleras se renuevan cada mes y varios de los géneros de teatro que se exponen son de comedia, experimental, drama o  terror. Ricardo Velasteguí, propietario de Pop Up Teatro-Café, comenta que aunque los púbicos que asisten a Guayaquil y Samborondón tienen diferentes preferencias, se debe aprovechar ese interés que existe por el teatro. “Guayaquil está pasando por un buen momento y de la misma manera en que mucha gente sale por las noches al cine, a comer y a divertirse esperamos que se haga un hábito ir semanalmente al teatro”, comenta.
 
Vea la edición de ENFOQUE de este mes.