Se acabó el festín | Vistazo

Se acabó el festín

Edición Impresa

Se acabó el festín

Alejandro Pérez | [email protected] Lunes, 06 de Noviembre de 2017 - 15:48

Audio

Lo que los hermanos Isaías atesoraban, lo quebró el gobierno de la Revolución Ciudadana: los canales incautados de televisión GamaTv y TC suman pérdidas por 23 millones de dólares. Si las auditorías que se hicieron al Filanbanco, luego del feriado bancario, mostraron pagos injustificados, cifras que no cuadraban y cuentas por cobrar y pagar entre empresas vinculadas, ahora esos mismos elementos aparecen en los informes de Contraloría a los medios en manos del Estado. 
 
El expresidente Rafael Correa ofreció vender para recuperar el dinero que debían los banqueros. Los canales y varias radios. Pero en lugar de eso los mantuvo para, desde allí, fortalecer su “Estado de propaganda”, tal como dijo el nuevo gerente de los Medios Públicos, Andrés Michelena. Solo GamaTv tendría pérdidas de cinco millones de dólares por la transmisión de más de 400 enlaces ciudadanos. Los trabajadores de la empresa se opusieron a que se usara la pantalla del canal gratuitamente para el gobierno y ahora pagan las consecuencias del manejo político.
 
En 2015, un informe de Contraloría reveló que los miembros de la Junta del Fideicomiso-Medios (parte del Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad), nunca realizaron las gestiones necesarias para valorarlos y venderlos. En contraposición, en 2014, la Presidencia de la República pidió que los nueve medios pequeños como Cablevisión, Radio Bolívar, Radio La Prensa, fuesen convertidos en empresas públicas. Mientras tanto, la Secretaría Nacional de Comunicación, a cargo de Fernando Alvarado, decidiría el futuro de GamaTv y TC, compañías rentables hasta aquella época.
 
No pasó ni lo uno ni lo otro. En 2011, el Fideicomiso-Medios creó una Secretaría Técnica que debía velar por los paquetes accionarios de los medios incautados. Para ello, hasta 2014 se gastaron más de dos millones de dólares en contratación de personal, movilización, arrendamiento de oficinas. Contraloría pidió cuentas de contratos y bienes adquiridos que los responsables nunca presentaron. Tampoco aparecieron registros o informes de sus actividades.
 
Lo curioso es que el financiamiento para la gestión del Fideicomiso y la Secretaría Técnica debía provenir del Estado, pero sacaron este monto de las cuentas de Gama y TC, afectando el patrimonio de estas dos empresas. Otra auditoría realizada a TC Televisión mostró que la empresa firmó 32 contratos para asesoría jurídica por un monto de casi 700 mil dólares, de los cuales no había respaldos. Esos estudios jurídicos habrían estado relacionados con los miembros del Fideicomiso-Medios.
 
La discrecionalidad en el manejo de los canales incautados hizo que se generasen cuentas cruzadas. Según Contraloría, en 2014, GamaTv tenía cuentas por cobrar por 5,6 millones de dólares a otros cinco medios incautados y al medio público EcuadorTv, pero debía 8,9 millones a esas mismas compañías.
 
TC Televisión, por su parte, tenía deudas con las otras empresas del Fideicomiso por 3,6 millones de dólares, pero esas mismas compañías le debían 9,3 millones. ¿Cómo pasaba dinero de una empresa a otra? Las cosas todavía no están claras, pero lo probable es que la quiebra de GamaTv, con pérdidas de 17 millones, y TC, con un ejercicio negativo de seis millones, arrastraría a las demás. Los medios públicos no escapan de la debacle. Diario El Telégrafo imprimía 17 mil ejemplares, de los cuales un 65 por ciento era devuelto. “Seis de cada 10 se iban a la basura”, confirmó Michelena.
 
Esto habría producido una pérdida mensual de 35 mil dólares, en el medio desde el cual la Revolución Ciudadana intentaba dar cátedra de periodismo a la prensa privada. El nuevo gerente de los Medios Públicos también informó que el Estado paga ocho mil dólares mensuales por el arriendo del edificio de diario El Tiempo, periódico que fue adquirido por El Telégrafo en 2015, por 1,5 millones de dólares.
 
Para completar el diagnóstico: EcuadorTv adquirió tres millones de dólares en equipos que están abandonados en una bodega de Quito.
 
LEA ESTE INFORME COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO

Le puede interesar

Edición Impresa
Edición Impresa
Chicas de las Escuelas de Liderazgo de Plan Internacional en Guayas. Foto: Vistazo
Edición Impresa