Las víctimas del 30 de septiembre del 2010 | Vistazo

Las víctimas del 30 de septiembre del 2010

Edición Impresa

Las víctimas del 30 de septiembre del 2010

Cecilio Moreno | [email protected] Viernes, 09 de Marzo de 2018 - 15:18

Audio

La versión oficial de que el jueves 30 de septiembre de 2010 hubo un “golpe de Estado blando” y un intento de magnicidio es cada día menos creíble. En el camino, la persecución fiscal y legal orientada desde Carondelet arruinó la vida de muchos inocentes 
 
“Fue su carácter lo que lo llevó a torear a los policías en plena protesta, cuando todo indica que un subsecretario, un emisario o en el peor de los casos un ministro, podría haber llevado adelante ese trámite de negociación. Pero nunca un presidente desafiante”, escribió desde Buenos Aires la noche de ese 30 de septiembre, el corresponsal de diario El Universal de México.
 
 
El jueves 30 de septiembre de 2010, en Quito hubo cinco muertos. Ocho más en el resto del país. Fueron 274 los heridos y al menos 50 millones de dólares en pérdidas. Un día para olvidar. Una insubordinación de la fuerza pública no pudo ser prevista por el gobierno de Rafael Correa. Policías en el Regimiento Quito y en la Escuela de Policía de Pusuquí; soldados terrestres en el Ministerio de Defensa y; miembros de la FAE en el aeropuerto Mariscal Sucre empezaron la mañana, casi coordinadamente, con una huelga de brazos caídos.
 
Dos días después, durante el Enlace Ciudadano 190 desde el Salón Amarillo, tanto el Presidente de la República como su ministro Ricardo Patiño pidieron que todos los involucrados materiales e intelectuales sean identificados y sancionados con todo el peso de la ley.
 
Desde ese momento, poco a poco, aparecieron los actores y, hasta los que no tuvieron vela en el entierro. Quienes se atrevieron a decir que no fue un secuestro, que no fue golpe de Estado o, quien alertó sobre un eventual juicio por delitos de lesa humanidad, terminaron en público denigrados y en los tribunales, condenados y encarcelados. Algunos fueron juzgados más de una vez.
 
LEA ESTE REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO
 

Le puede interesar