Depredación en el mar | Vistazo

Depredación en el mar

Edición Impresa

Depredación en el mar

Tristana Santos | [email protected] Viernes, 01 de Septiembre de 2017 - 13:57

Audio

Durante dos meses una sola lancha guardacostas de la Armada Nacional ha patrullado frente a unos 300 barcos chinos que flotan en el límite de la Reserva Marina de Galápagos y probablemente han pescado dentro sin ser detectados. El 13 de agosto, uno de estos barcos, un buque carguero con unos 6600 mil tiburones ya faenados y listos para congelar, fue detenido cruzando la Reserva Marina, por pura casualidad. 
 
El barco del Parque Nacional Galápagos (PNG) que detectó al carguero chino cerca de la isla San Cristóbal no navega usualmente por esa zona. El recorte de presupuesto ha limitado la cantidad de combustible para patrullaje que tiene el PNG, indica Arturo Izurieta, director de la Fundación Charles Darwin, quien propuso que las dos instituciones hagan expediciones en conjunto: el Parque Nacional pone la embarcación y la Fundación aporta con el combustible y demás gastos. En esta última expedición iba el científico español Pelayo Salinas, cuyos estudios contribuyeron a que se declare santuario marino a las islas Darwin y Wolf, que concentran la mayor densidad de tiburones del mundo.
 
Héroe de Galápagos. El científico español Pelayo Salinas de León, de la
Fundación Charles Darwin, ha iniciado una colecta para comprar dos lanchas
rápidas para patrullar las islas.
 
“A las 6 de la mañana me despierta el capitán y me dice que hay un barco chino que le sale en AIS (Sistema de Identificación Automática), que ha tratado de contactarlo por radio”, relata Salinas. “Les llamamos y no contestaron. Intentamos abordarles pero el zodiac (lancha) que teníamos a bordo no es ideal para una persecución”. De inmediato avisaron a la Armada, que ya estaba siguiendo el trayecto del barco chino por satélite, lo persiguió en un helicóptero y logró abordarlo con una nave guardacostas. 
 
Salinas, de 33 años, dice que por primera vez se expone al mundo lo que en Galápagos es cosa de todos los días. “No son 300 barcos los que pescan aquí, son miles, porque además de los chinos hay barcos de otras banderas”. Salinas abrió de inmediato una recolección de fondos online (CrowdRise.com) para comprar dos lanchas rápidas para los guardaparques. En caso de que se vuelva a cruzar con un barco chino, quiere estar seguro de que lo podrá perseguir. “Esas dos zodiacs (lanchas) no van a solucionar mucho, es una tirita en una arteria sangrante, pero imaginemos que los barcos chinos decidan un día que se meten todos a la vez, como mucho estamos en capacidad de capturar a uno”. 
 
En equipo. Arturo Izurieta, director de la Fundación Charles Darwin, propuso
que personal de su instituto científico y del Parque Nacional Galápagos
hagan expediciones juntos.
 
Izurieta denuncia cómo ha afectado al Parque Nacional Galápagos la demora en la entrega de recursos estatales. “Desde hace algunos años atrás el gobierno del presidente Correa dispuso que lo que se recaude en el Parque Nacional por la tasa de ingreso que pagan los visitantes (unos 14 millones de dólares al año), que antes tenía que quedarse en Galápagos, se vaya a las arcas del estado y ahí comenzaron los problemas”, explica. “Antes el Parque Nacional tenía la capacidad de responder a sus necesidades de patrullaje. Ahora toda la plata va al Ministerio de Finanzas y regresa a Galápagos a cuentagotas”.
 
“Se redujo la subsistencia de guardaparques, combustible, movilizaciones… Las lanchas guardaparques (hay 10) no pueden movilizarse, ni repararse, ni poner combustible porque no hay plata, están en su mayoría inoperativas, otras salen muy poco”, dice el director de la Fundación Charles Darwin.
 
LEA MÁS EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO

Le puede interesar