Al rescate de la cultura Jama Coaque | Vistazo

Al rescate de la cultura Jama Coaque

Cultura

Al rescate de la cultura Jama Coaque

Sébastien Mélières Martes, 10 de Noviembre de 2015 - 11:24

Fotos: César Mera

Todos los días Ricardo Alcívar sale de pesca a las playas de Jama, al norte de Manabí. Su faena de pesca no tiene que ver con redes ni anzuelos. Son sus ojos que verán animales, sacerdotes o cazadores en los troncos arrastrados por el mar. Convencido que la naturaleza es la verdadera madre de vida, Ricardo transforma lo que encuentra en su camino en obras que un día utilizaron los antiguos Jama Coaque.

Cuando el chonero tenía solo 12 años, encontró una pieza de cerámica de la cultura Guangala y su vida cambió por completo. A partir de entonces nació en él una pasión por investigar el pasado, la cotidianidad y las costumbres de los habitantes ancestrales. Decidió radicarse en el cantón Jama, un lugar lleno de restos arqueológicos, que a menudo los extrae para -a partir de ellos- reconstruir obras de la cultura Jama Coaque.

El artista cree ser la reencarnación de un artista Jama Coaque y consagra su vida al rescate de esta comunidad indígena que vivió entre los años 500 a.C. y 1531 d.C.


Amante de la naturaleza. No corta los árboles ni destruye la vegetación,
porque todo está en su alrededor, como la tagua o las piedras. “Respeto
mucho a la naturaleza, porque es mi vida, mi pasión, mi novia”, recalca.

¿Cómo nació su atracción por la cultura Jama Coaque?
De niño jugaba en el bosque y encontré una Fusayola (elemento cerámico, de forma trapezoidal cónica o bicónica, empleado para labores textiles domésticas de nuestros aborígenes) de la cultura Guangala y desde ese día nació mi pasión por investigar el pasado y rescatar las culturas ancestrales.

Cerca de su galería museo se encontraron piezas arqueológicas de la cultura Jama-Coaque, ¿Qué representaban?
Se han encontrado miles lamentablemente la mayoría se las llevaron de aquí hay guerreros músicos danzantes venus orfebres cazadores shamanes niños representaciones de infinidad de animales transformaciones fusiones figuras que representan enfermedades instrumentos armas conchas hachas templos y una infinidad de cosas.

¿Qué tiene esa cultura que la hace única?
Al compararla con las otras, me di cuenta que ésta es la más completa y lo digo por los sellos que se han recopilado, sellos que muestran una identidad y riqueza ancestral.

¿Cómo logra crear obras a partir de lo que deja la naturaleza?
Un día encontré un pedazo enorme de guayacán caminando en el bosque. La forma era perfecta, era un charango con una serpiente en su boca, de una sola pieza estaba todo. La madera encontrada tenia dicha forma y hasta la cavidad, lo único que le hacía falta eran las cuerdas y pulirlo.


En este espacio impresionante no solo conserva vestigios de una cultura,
sino arte elaborado con inspiración ancestral contemporánea.

¿Cuál es la pieza que más le enorgullece?
El Arca Jama Coaque porque es un trabajo que se concretó después de 7 años de investigación. Dentro de ella guardo 50 elementos, con lo que demuestro quienes fueron. Entre sellos, utensilios, pitos, instrumentos musicales, armas y máscaras.

En Jama, usted plasma esculturas inspiradas en esta cultura ancestral y en la naturaleza, ¿siente que es un deber hacerlo?
Soy el primero en defender la naturaleza y a los animales y siempre escojo animales que estén amenazados o en peligro de extinción para a través de esta obra hacer un llamado de atención más que todo a los jóvenes para que los protejan y se sientan orgullosos de esta tierra especial.

¿Cuáles son los materiales que utiliza?
Sólo trabajo con cascara de mate o de coco, semillas, piedras, raíces de árboles que cortaron hace más de 100 años o troncos de árboles caídos en el bosque. No corto los árboles ni destruyo la vegetación, porque todo está en su alrededor, como la tagua o las piedras. Respeto mucho a la naturaleza, porque es mi vida, mi pasión, mi novia.

¿Cuáles eran los objetos típicos que utilizaban los miembros de esta comunidad?
En esta cultura las personas lucían muy adornadas con tocados muy elegantes collares, pectorales, fantásticos aretes, pulseras, orejeras con diferentes materiales como conchas, oro, huesos, piedras, maderas y caracoles.


El artista escultor, dedicado a la arqueología desde los 12 años de edad,
expone al visitante el rescate de la cultura Jama Coaque.

¿Era una comunidad pacifica o guerrera?
Era una comunidad guerrera. En muchos museos se exhiben guerreros portando un arma de más de 10.000 años de antigüedad. Esta arma se llama la estólica o atlad.

¿Los Jama Coaque creían que el hombre y el animal eran uno solo?
En la mitología de la cultura Jama el hombre y el animal fueron uno solo. Creían en el poder de los animales, querían sentirse protegido por el águila, la nariz de serpiente, los ojos del murciélago, la boca del jaguar...

¿Su galería está poblada por animales?
“Jama” significa iguana. Tengo unos doscientos en mi galería y frente a mi casa elaboré una iguana inmensa. Son mis mascotas. Yo personalmente creo en la reencarnación y me identifico con el murciélago.

Usted fue escogido para crear el monumento al mono aullador, que se levanta en la carretera que conduce a Pedernales, ¿Cómo lo elaboró?
Éste fue mi proyecto. Lo presenté al municipio y me lo aprobaron porque expliqué que provocaría un gran impacto turístico para el cantón. Utilicé 300 cañas y 3000 pajas de toquilla.


Alcívar en las afueras de su taller enseña unas flechas y una
estólica (o atlad) que los Jama Coaque utilizaban para cazar.

¿El mono aullador es una especie nativa de Jama?
Claro que sí, siempre ha existido porque antes estaba la selva. Está amenazado porque cada día le están cortando su selva para convertirlas en potreros.

¿Cómo describiría el cantón Jama a un turista?
Como una tierra tranquila con más de 50 comunidades, 40 km de extensas playas, atractivos turísticos naturales, rica gastronomía, gente hospitalaria, cascadas , ríos, bosques…

¿En qué está trabajando actualmente?
Voy a construir un gran shaman de 8 metros de alto en el redondel de Jama y estoy haciendo ya los planos y un modelo a escala para entregarlo a fin de año.