Tablets en declive | Vistazo

Tablets en declive

Ciencia y Tecnología

Tablets en declive

Luis Medina | [email protected] Viernes, 12 de Mayo de 2017 - 18:06
Cuando hace siete años se presentó el primer iPad, en el mundo tecnológico se empezó a hablar de una era “post-PC”. La tablet, como objeto revolucionario de ese entonces, estaba llamada a reemplazar a la mayoría de computadoras personales, tanto a las máquinas de escritorio como a las laptops.
 
La predicción, impulsada por el fundador de Apple, Steve Jobs, no solo resultó errónea sino que, de hecho, el presente se ha demostrado caminando en dirección opuesta: son las mismas tablets las que, lentamente, se encuentran dando pasos hacia el olvido.
 
Las ventas de estos dispositivos son cada vez menores. Este será el tercer año consecutivo en el que el mercado de las tablets reducirá su tamaño, según la firma de análisis Deloitte. En su informe anual de predicciones tecnológicas, Deloitte estima que en 2017 se comercializarán menos de 165 millones de tablets a nivel mundial, una disminución del 10 por ciento en comparación con el año anterior.
 
Aunque todavía se trata de un número significativo, representa un claro retroceso para un aparato cuyas ventas sobrepasaron los 200 millones en 2013, 2014 y 2015.
 
Las sospechas de Deloitte son respaldadas por otras medidas, como la cantidad de personas que se conectan a Internet a través de una tablet. El año pasado, un reporte de GlobalWebIndex señalaba que desde 2011, la cantidad de usuarios que acceden a la red usando uno de estos dispositivos empezó a crecer, saltando desde un 10 por ciento del tráfico total mundial al principio de la década, a una de cada tres personas conectadas en 2016.
 
Sin embargo, la velocidad del incremento se redujo dramáticamente durante 2015 y en 2016 empezó a reducirse.
 
Las razones detrás del declive de las tablets son diversas, pero una de las más fuertes es la competencia que les plantean otros dispositivos. Sobre todo ahora, cuando las pantallas de los smartphones son cada vez más grandes, indican los datos de 
Deloitte.
 
En 2010, cuando se presentó el primer iPad, la pantalla promedio de un smartphone era de 3,5 pulgadas; este año, la medida promedio de la industria superará las cinco pulgadas, de acuerdo a un análisis de GfK, que revela que la venta de teléfonos con pantallas de entre 5 y 5,6 pulgadas fue uno de los segmentos de mayor crecimiento en los últimos 12 meses.
 
Las laptops también le están ganando mercado a las tablets, según Deloitte. Pueden hacerlo porque una de las ventajas que las tablets ofrecían frente a las laptops era su peso inferior, que las hacía más fáciles de cargar. Pero la realidad ha cambiado. En 2010, una laptop estándar pesaba alrededor de seis libras. En la actualidad, han reducido su peso drásticamente, con modelos llegando a pesar hasta menos de tres libras. Pese a que las tablets siguen siendo en general más ligeras, el argumento de la portabilidad ya no es tan significativo cuando la diferencia es mínima.
 
Además de la competencia, otro de los motivos del declive en ventas de las tablets es que éstas se reemplazan menos, con muchos usuarios manteniendo las suyas hasta por tres años, estima la información de Deloitte. El ciclo de reemplazo de estos aparatos es más lento, entre otras cosas, porque no se usan al paso, como sí ocurre con los teléfonos. En consecuencia, es menos probable que sufran caídas, se dañen o se pierdan. 
 
Adicionalmente, pese a que usualmente tienen cámaras integradas, las tablets no suelen ser usadas para tomar fotografías, cuando los avances en este campo son parte de las razones por las que muchos usuarios actualizan sus dispositivos cada año.
 
A menos que las tablets puedan demostrar un nivel de utilidad suficientemente más alto que el de los smartphones para justificar su compra, su declive continuará precipitándose, especula Katie Young, de GlobalWebIndex. Por ahora, agrega Young, su problema es que están siendo consideradas aparatos “lindos de tener” y no aparatos que “hay que tener”.