Ecuador celebra Día de la Mujer con demandas contra la violencia | Vistazo

Ecuador celebra Día de la Mujer con demandas contra la violencia

País

Ecuador celebra Día de la Mujer con demandas contra la violencia

EFE Jueves, 08 de Marzo de 2018 - 17:53
Ecuador conmemoró hoy el Día Internacional de la Mujer con pequeños pero simbólicos actos en los que el Gobierno trasladó un tajante mensaje contra la violencia de género y los grupos feministas expusieron la demanda de una aun necesaria lucha por la igualdad en la sociedad ecuatoriana.
 
La jornada comenzó con una marcha en la capital convocada por el Ministerio ecuatoriano de Inclusión Económica y Social (MIES) en la que participaron apenas un millar de personas, y que se replicó en diversas ciudades del país.
 
El mensaje principal, el de la defensa de los derechos de las mujeres y la necesidad de luchar contra el machismo.
 
La viceministra, Rocío Rosero, Rosero dijo a Efe que decidieron participar en la manifestación para conmemorar "la lucha por los derechos de las mujeres, asumiendo el legado de nuestras ancestras porque sabemos de la importancia de prevenir y erradicar la violencia".
 
Durante el recorrido, en uno de cuyos apartes plasmó la planta pintada de su pie en un cartel con el lema de la caminata "Dejando huella", señaló que se necesita trabajar para ofrecer una mejor calidad de vida a las niñas, adolescentes y mujeres: "El 80 por ciento de los abusos sexuales es en el ámbito familiar".
 
Y aseguró que personal de su institución trabaja con alrededor de un millón de mujeres (casi un seis por ciento de la población ecuatoriana), algunas de ellas adolescentes en situación "de extrema vulnerabilidad", así como con discapacidades, entre otras.
 
"Pero quizá lo más importantes es contar con políticas de prevención en el sistema educativo, en salud, en el cambio de imaginarios, en el cambio de esta mentalidad machista que nos mata", declaró mientras a su alrededor manifestantes gritaban "arriba, abajo, el machismo al carajo" y "mujeres unidas, jamás serán vencidas".
 
Dos horas después, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, lanzó la campaña "Sé tú sin violencia", destinada a erradicar el maltrato hacia mujeres, niñas y adolescentes.
 
En un acto celebrado en la ciudad de Guayaquil, Moreno manifestó que siempre ha defendido que esta jornada no es una fecha para festejar, "sino para conmemorar una reivindicación, aunque todavía con algo de dolor y tristeza, porque los derechos de millones de mujeres siguen siendo vulnerados".
 
La iniciativa tiene por objeto prevenir y erradicar la violencia de género y está enfocada en sensibilizar a la ciudadanía de los diferentes tipos de violencia contra la mujer, ya sea física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica, política o gineco-obstétrica, de acuerdo a un comunicado difundido por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).
 
La Asamblea Nacional ecuatoriana aprobó en enero una legislación para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, que sucedió a la "cruzada nacional" contra los femicidios anunciada por el propio Moreno poco después de asumir funciones en mayo pasado.
 
De acuerdo a diferentes organizaciones, entre ellas ONU Mujeres, 6 de cada 10 ecuatorianas -7 de 10 en el sector indígena- sufren violencia machista.
 
En el evento, Moreno estuvo acompañado por su vicepresidenta, María Alejandra Vicuña, que recordó que en Ecuador "los hombres ya superaron la meta de empleo adecuado, pero las mujeres aún tienen una brecha de aproximadamente 16 puntos porcentuales y las brechas salariales se mantienen en un 25 por ciento".
 
La campaña se inscribe en el Plan de Erradicación de la Violencia que arrancó este jueves y que se extenderá hasta mayo de 2021, con una inversión de 8 millones de dólares.
 
La violencia contra las mujeres fue también el principal eslogan de la cacerolada que unos doscientos jóvenes, principalmente mujeres, dieron esta tarde frente al Ministerio de Trabajo en Quito.
 
Con lemas como "Soy el grito de las que yo no tienen", "No me felicites hoy si mañana vas a matarme", o "Quiero ser libre, no valiente", las participantes exigieron poner fin a la violencia machista en el país.
 
En una declaración artística de tres actrices que emulaban estatuas de bronce, también exigieron plenos derechos, equiparar salarios, permitir el aborto -un espinoso tema en la sociedad ecuatoriana-, o una educación sexual apropiada para que jóvenes adolescentes no se queden embarazadas a edad precoz.
 
"El estado, la sociedad y la educación pretenden ser dueños de nuestro cuerpos, limitar nuestras decisiones. ¿Por qué el aborto está penalizado?", dijo una de las actrices.
 
A lo largo de toda la jornada se han desarrollado diferentes convocatorias en todo el país, en concreto una liderada por mujeres indígenas en Puyo, en la provincia de Pastaza, donde el foco fue la reivindicación de los derechos de las nacionalidades indígenas frente a la explotación minera y petrolera de sus territorios.