Un cheque en blanco | Vistazo

Un cheque en blanco

Opinión, Alberto Acosta-Burneo

Alberto Acosta-Burneo

Un cheque en blanco

Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - 16:53
La consulta popular que impulsa Lenín Morenoha servido para inflar nuevamente las expectativas de amplios sectores de la población. Desterrar la reelección indefinida será un gran avance para la democracia. Pero la pregunta número tres, ideada para “descorreizar” las instituciones del Estado, esconde riesgos significativos y volveremos a equivocarnos al entregar un cheque en blanco al nuevo “mesías” de turno. Veamos porqué.
 
La pregunta número tres plantea reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social y dar por terminado el período de sus actuales miembros. Este poder del Estado, creado en la Constitución de 2008, es el encargado de designar a las principales autoridades incluyendo a: fiscal, contralor, miembros del Consejo Nacional Electoral y superintendentes. Los miembros de esta todopoderosa institución son las “llaves del reino”.
 
Por esto es tan importante para los políticos tener el control en la designación de sus miembros. En la era Correa, éstos eran elegidos de organizaciones sociales (afines al poder y sin ningún nivel de representatividad) a través de concursos de oposición y méritos. Urge modificar este engendro, pero la propuesta de Moreno no soluciona el problema a pesar de plantear elección popular para sus miembros.
 
El problema está en el Consejo de transición que Moreno astutamente desea crear. Los representantes temporales serán elegidos “a dedo” por el Presidente (mediante ternas que serán enviadas a los asambleístas). Los miembros definitivos recién serían escogidos, por votación popular, en las elecciones seccionales de 2019.
 
Con esta jugada maestra, Moreno quitará a Correa definitivamente las “llaves del reino”. Sin embargo, lejos de ser un avance volveremos al escenario de 2008, cuando a través del congreso de los manteles se viabilizó la acumulación de todo el poder en una sola persona: el entonces presidente Rafael Correa.
 
¿Qué hará Moreno con el cheque en blanco que vamos a firmar? Recomiendo mirar más allá de las apariencias y buenos modales. El entonces secretario general del presidente, Eduardo Mangas, nos dio algunas luces: 1ro. En relación al Diálogo: “no vamos a ceder en nada, pero tenemos que dialogar, que se sientan escuchados”, 2do. Falta de compromiso real para luchar contra la Corrupción: “lo único que vamos a hacer es crear un Frente de Lucha y Transparencia contra la corrupción para hacerle contrapeso, en esta etapa de transición política, a la Comisión Anticorrupción”, 3ro. Alineación política para: “asegurar la continuidad política e ideológica de la Revolución”.
 
Cuando la pregunta número tres sea aprobada, Moreno podrá colocar a “su gente” a cargo de controlar la corrupción y uso de fondos públicos, estructurar las reglas electorales, normar la actividad empresarial vía superintendencias, etc. Ya no será necesaria la reelección indefinida para que la Revolución Ciudadana se eternice. Al controlar este Consejo, el gobierno podrá cambiar las reglas del juego para inclinar la cancha a su favor. Es clara la estrategia del oficialismo: “si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. No entreguemos las “llaves del reino”.