Peaje | Vistazo

Peaje

Opinión, Alfredo Pinoargote

Alfredo Pinoargote

Peaje

Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - 16:38
La sentencia en el caso Odebrecht tendrá sus repercusiones en la sociedad ecuatoriana, no únicamente en la élite política. Porque la impunidad rampante defendida con insolencia nunca vista, por quienes tienen la obligación del control político y de la justicia, será un precedente para detener la marejada delictiva que azota a todos los estratos sociales. De allí que es indispensable ampliar y profundizar las revelaciones de los papeles de Panamá y la cooperación eficaz de la justicia extranjera.
 
Por ello es necesario recordar algunos de los capítulos pendientes y que deben ser parte de las indagaciones fiscales que ordenó el Tribunal Penal sobre los ocho delitos para los cuales se constituyó la organización criminal.
 
Por ejemplo, Luiz Antonio Mameri, exvicepresidente para América Latina y Angola de Odebrecht, autorizaba el pago de las coimas en el Ecuador y en declaración a la justicia brasileña el 13 de diciembre de 2016 señaló que los pagos a Jorge Glas, desde que era ministro coordinador de Sectores Estratégicos, eran solo un peaje del uno por ciento para trabajar en el Ecuador… es decir una especie de derecho de admisión para cada contrato luego de que el gobierno nacional resolvió levantar la expulsión.
 
Por lo mismo la cifra de reparación integral al estado, pedida por el fiscal y sentenciada por el tribunal, debe revisarse incluyendo el valor de los sobreprecios y reajustes que constituyen el beneficio de Odebrecht y de donde seguramente salieron otras coimas. Pues Odebrecht no fue condenada a reparación integral y los valores de esta solo corresponderían al peaje o señoreaje.
 
Igualmente la contradicción evidente en que cayó el exsecretario jurídico de la presidencia de la república, Alexis Mera, al declarar bajo juramento que el expresidente Rafael Correa desconocía de la ejecución y ajustes de precios en el poliducto Pascuales-Cuenca.
 
El caso Montesinos en Perú, red de corrupción que incautó las diferentes instancias estatales de gobierno, control y justicia, logró una significativa recuperación de los atracos perpetrados. Se constituyó una Procuraduría Ad Hoc que exploró los meandros financieros de diferentes paraísos fiscales internacionales. José Ugaz, procurador ad hoc en el caso Montesinos y actual presidente de Transparencia Internacional, y el criminalista suizo Mark Pieth, experto en sobornos que ha colaborado con Naciones Unidas, la FIFA y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE con sede en París, serían un apoyo muy importante para la labor que está realizando la fiscalía ecuatoriana con asistencia internacional de Brasil, Estados Unidos y Suiza.
 
Si los avances logrados contra la corrupción son en buena parte por el apoyo del presidente Lenín Moreno, que ha liberado a las funciones estatales del yugo inconstitucional a que estaban sometidas por su antecesor que se quemó las manos por los corruptos, debe culminar su tarea con una reparación integral que supere penas apelables y reducibles.